Ciclovías

Marco Antonio Piedra Aguilera Twitter: @mpiedra0768

Publicidad

Es definitivo, las ciclovías son una excelente alternativa para los habitantes de Cuenca, y no solamente nos referimos a los efectos del impacto del trafico urbano, sino que también se generan muy buenos entornos de recreación y ejercitación que tienen repercusión directa tanto en la salud mental como en la física de las personas.

Ahora bien, la bulla que generó la construcción de este proyecto ha traído sus consecuencias que hasta el momento la autoridad de turno no ha sabido solucionarlas. ¿Cómo nos explicamos que en tramos de construcción encontremos espacios bloqueados por los habitantes o propietarios de terrenos y que la ciclovía se vea interrumpida por dichas condiciones? Esta situación obedece a una única causa, y tiene que ver con la no activación de los procesos de socialización y planificación de la ejecución de las obras, pues, ¿cómo puede ser posible que luego de haber mantenido avances continuos en ciertas áreas, existan espacios que ni siquiera han sido intervenidos con tareas de trazados o delimitación?

De la misma manera, si observamos ciertas actividades paralelas de intervención en vías públicas, nos daremos cuenta que existen áreas como la calle Cieza de León que fue intervenida meses atrás, sobre la cual se colocó pavimento pero que dejaron un tramo de aproximadamente cien metros sin pavimentar, dejando un trabajo inconcluso y que no consigue lograr los efectos deseados con la mejoría realizada. Sin lugar a dudas nuestras autoridades de turno deben afinar de mejor manera sus estrategias, cuantificar los posibles impactos y dimensionar el daño que se le causa a la ciudad por efectos de aplicar acciones sin evaluar por completo todas las variables intervinientes en un modelo de construcción de ciudad. (O)

publicidad