Ustedes lo hicieron

DE HISTORIA EN HISTORIA Bridget Gibbs Andrade

Publicidad

A Picasso le encargaron adornar el pabellón de la Segunda República Española en la exposición internacional de París, en 1937. Un escaparate perfecto para mostrar al mundo las atrocidades y penurias que generan las guerras. Al principio dudó en aceptar, pues nunca había realizado una obra de tales dimensiones (3.5×7.8 m).  No obstante, aceptó, concluyéndola en el lapso de un mes. Pero, ¿qué significa el Guernica?

Picasso eligió el tema para su obra después de enterarse del bombardeo de las tropas fascistas en el que aviones alemanes e italianos, dejaron caer bombas explosivas e incendiarias sobre el pueblo vasco de Guernica. Durante los juicios de Nuremberg, el entonces mariscal de la Lufftwaffe alemana, Herman Goering, declaró que el ataque fue un ensayo para probar su joven fuerza área.

Al pintor malagueño le inspiró a realizar “El Guernica” la ira provocada por el intento de lavarse las manos por los muertos por parte de las tropas nacionales, luego de leer un artículo que hablaba de las difamaciones franquistas que pretendían echar la culpa de la masacre al propio ejército vasco. ¿Pero qué significa cada elemento y los colores utilizados? Algunos concuerdan en que el toro es Picasso, otros dicen que es Franco, ya que es el único personaje que está calmado, observando. La mujer en el edificio en llama parecería que está clamando el alto a los ataques o a la guerra misma. Algunos coinciden en que el caballo que está atravesado por una espada que sale por su boca, representa al sufrido pueblo español.

Varios expertos interpretan que la mujer con el quinqué encarna a la humanidad espectadora de la masacre. En cuanto a los colores para representar aún más el dolor, la angustia y la tristeza, eligió blancos, negros y grises. Se cree que el ave puede ser una paloma representando la paz rota, otros, piensan que es una gallina porque el ataque fue un día de mercado.

Existen muchas interpretaciones, sin embargo, lo que sí queda claro es que el cuadro es una protesta y un rechazo contra la guerra, el franquismo y la invasión. Cuando la obra fue exhibida recibió un sinnúmero de críticas. Y aquí viene una curiosa anécdota. Un día, un oficial de la Gestapo se acercó a Picasso con una foto del Guernica y le preguntó: ¿Usted hizo esto? Y Picasso respondió: “No, ustedes lo hicieron”. (O)

publicidad