Putin impulsa programas de bienestar social a tres días de las elecciones

Publicidad

El presidente ruso, Vladímir Putin, impulsó la aplicación de programas de bienestar social para familias, pensionistas y militares durante una reunión del Gobierno a tres días de las elecciones legislativas en las que el partido del Kremlin, Rusia Unida, es el favorito a la victoria.

«Hay que mantener esa coordinación entre el Parlamento y el Gobierno de cara al futuro. Debemos trabajar como un equipo», dijo Putin en la reunión telemática.

Putin, que ha decidido guardar cuarentena al detectar casos de coronavirus en su entorno, presidió una reunión en la que participaban tantos los miembros del Gobierno como cuatro de los cinco cabezas de lista de Rusia Unida.

En una clara promesa electoral, la viceprimera ministra, Tatiana Golikova, garantizó que los 3,5 millones de pensionistas, de un total de 43 millones, que aún no han recibido el subsidio de 10.000 rublos (135 dólares) anunciado por Putin, lo harán antes del 16 de septiembre, un día antes del inicio de la votación.

Recordó que desde agosto pasado más de 20 millones de niños de 6 a 18 años o discapacitados hasta los 23 años han recibido un pago único de 10.000 rublos.

publicidad

También se han beneficiado de ayudas sociales mensuales dos millones de familias con hijos menores de tres años.

Por su parte, el ministro de Defensa, Serguéi Shoigú, cabeza de lista del partido del Kremlin, informó a Putin del pago a los soldados de 15.000 rublos (unos 200 dólares) y otro pago de 10.000 a los militares ya retirados.

El resto de ministros informaron sobre la actualidad de los programas de educación, sanidad, mejora de vivienda, transporte y gasificación, entre otros.

A finales de agosto Putin presidió el congreso federal de Rusia Unida, en el que hizo varias promesas electorales, incluido la indexación de las pensiones en 2022.

Según el último sondeo del Centro de Estudio de la Opinión Pública (Vitsom), cercano al Kremlin, Rusia Unida, que tiene mayoría constitucional en la Duma o cámara de diputados, tiene una intención de voto por debajo del 30 %, seguido del partido comunista, con un 16,6 %.

La oposición al Kremlin, cuyo líder, Alexéi Navalni, cumple dos años y medio de cárcel, ha acusado a las autoridades de impedir que muchos de sus candidatos puedan presentar sus candidaturas en los comicios, obligar a activistas a exiliarse y de acosar a la prensa independiente.

Según los analistas, la victoria del partido oficialista y su control de la cámara baja es fundamental de cara a la reelección en 2024 de Putin, quien reformó la Constitución el pasado año para poder seguir en el Kremlin hasta 2036. EFE