Mancomunidad, eje para Ordenamiento Territorial del Azuay

Los alcaldes, en su rol de consejeros, aprobaron en segunda instancia, el Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT), del GAD Provincial del Azuay. Cortesía
Publicidad

Planificación aprobada por la Cámara Provincial tiene una proyección hasta el año 2030.

Biofísico, económico-productivo, sociocultural, así como asentamientos humanos y política institucional. Estos son los componentes que definen el nuevo Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT), del Gobierno Provincial del Azuay.

Los integrantes de la Cámara Provincial aprobaron el sábado anterior en segunda instancia el PDOT, con proyección al año 2030. La herramienta maneja como eje central la mancomunidad.

En lo biofísico se prioriza la conservación, uso y manejo sostenible de las cuencas hídricas; la calidad ambiental; y la gestión de riesgos. Para el efecto, se enumeran proyectos como el uso planificado de la red hídrica de la provincia; la vinculación socioambiental; investigación y reforestación; entre otros.

Las acciones tratan de solucionar problemas evidentes en la provincia, tales como: la sobreutilización del suelo, deforestación, contaminación de ríos y quebradas, además de los riesgos del cambio climático. Así lo expresó Jorge Tulcán, director de Planificación del GAD Provincial.

publicidad

En el diagnóstico del PDOT también se considera el avance de la minería como una amenaza para los ecosistemas frágiles y que reduce las actividades agropecuarias. Tulcán aseveró que la propuesta es fomentar las actividades agropecuarias, detener el avance de la minería, y tratar de detener la tendencia a erosionar suelos en aquellos territorios donde existe la minería.

En lo económico-productivo prevalece el Banco de Semillas del Azuay; la organización mancomunada para la producción agrícola; el plan de turismo provincial, la ferias de agroproductores, entre otros. Un papel fundamental es la cooperación nacional e internacional para el financiamiento de programas.

Mientras, en lo sociocultural se establecen proyectos como: Azuay contra la violencia de género; mujeres rurales en cifras, Festival Internacional del Cine del Azuay (FICA), fortalecimiento de las artes y oficios en la provincia, entre otros.

Vialidad

En el componente de asentamientos humanos se trata la vialidad y riego, dos de las principales preocupaciones de los azuayos, cuando se habla del trabajo del GAD Provincial.

En vialidad se enumera, por ejemplo, el fortalecimiento de la capacidad del equipo operativo caminero; fortalecer la unidad de estudios para los proyectos viales y puentes; mejoramiento vial con una visión mancomunada. Además del inventario de potenciales áreas de extracción de materiales pétreos; actualización del plan vial provincial, entre otros.

Mientras en riego, la construcción, mejoramiento y tecnificación de los sistemas de riego, el inventario provincial de los sistemas; actualización del plan provincial de riego, entre otros, son parte de las acciones.

En el último componente, política institucional, se prioriza el sistema de participación ciudadana y comunitaria de la provincia; así como los presupuestos participativos; y más actividades. (BPR)-(I)

Visión de dos alcaldes

Deifilio Arévalo, alcalde de Chordeleg e integrante de la Cámara Provincial del Azuay, está de acuerdo con los proyectos en cada uno de los componentes del Plan de Desarrollo y Ordenamiento Territorial (PDOT); no obstante, cree que queda poco tiempo para implementarlos en su totalidad.

“Es un PDOT que luego de un año y medio tendrá que ser nuevamente actualizado, considerando que se vienen elecciones seccionales y nuevas autoridades que quizás harán correctivos de acuerdo a su plan de trabajo”, Arévalo.

Luis Yánez, alcalde de Pucará y también miembro de la Cámara Provincial, resalta del PDOT la oportunidad de mancomunarse entre el GAD Provincial con los municipios y las juntas parroquiales para cumplir con necesidades como la vialidad, riego, entre otras.

Yánez aseguró que el sumar esfuerzos ayuda a los gobiernos seccionales ante la falta de recursos por los recortes presupuestarios. (I)