Guadalupe Llori responde a las acusaciones en su contra y acusa a Villavicencio de buscar protagonismo

La presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, en una entrevista. Captura de pantalla
Publicidad

La presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, se defendió de las acusaciones en su contra por elevados gastos en viajes durante una entrevista con la Televisión Legislativa.

Según una publicación del portal La Historia, la presidenta del Legislativo canceló por dos noches de hospedaje en el hotel Arahuana Jungle Resort & Spa de Tena un total de USD 846, a lo que se sumó USD 257 por un servicio premium que incluyó hasta masajes a los visitantes.

Además, durante las fiestas de julianas de Guayaquil, por una sola noche de hospedaje y alimentación en el hotel Wyndham, pagó USD 646, posteriormente solicitó el respectivo reembolso de la Asamblea.

«Esa es una mentira que circula en redes sociales», sostuvo Llori. «Estuve tres días en Guayaquil y tres días en Tena», explicó en la entrevista y aclaró que ella no tiene viáticos, sino reposición de gastos, que incluyen alimentación. Además, alegó que ella no elige los hoteles donde se hospeda. «Es una responsabilidad del equipo se avanzada y de seguridad«, justificó.

Llori no negó los valores gastados. Pero sí se refirió al servicio de masajes que supuestamente contrató: «Imposible. Eso es otra mentira. Cuando yo viajo a territorio tengo una agenda muy intensa… Ya quisiera yo tener el tiempo de todos esos desocupados que en redes sociales se dedican a calumniar a mentir y a desprestigiar».

publicidad

Contrato de eventos por 100.000 dólares

Al mismo tiempo que se revelaban los gastos de los viajes de la presidenta de la Asamblea, se conoció de un contrato para proveer la logística para reuniones y eventos, actos y ceremonias, para lo cual la Asamblea designó 100.000 dólares, y que incluía precios como 6 dólares por una empanada o 45 dólares por un almuerzo.

Llori sostiene que sobre este proceso «se ha desinformado a la ciudadanía desde las redes sociales». Defensió el contrato asegurando que fue admninistrado y firmado por dos funcionarias que vienen de la administración anterior y que no es la primera vez que se trabaja con montos así y con el mismo proveedor. «Estos procesos vienen realizándose periodicamente desde las administraciones anteriores en la Asamblea Nacional», dijo.

La presidenta de la Asamblea aseguró que ha dispuesto la suspención del contrato y de todos los procesos administrativos y financieros que se encuentren en marcha en el Legislativo.

Repsuesta a Fernando Villavicencio

El legislador Fernando Villavicencio , presidente de la Comisión de Fiscalización, ha sido uno de los que denunció estos gastos. El lunes 20, él sostivo que la presidenta de la Asamblea debe renunciar. «Esta asamblea tiene que hacer un gran exorcismo, y creo que debe empezar con que la presidenta debe renunciar. No hay otra posibilidad de cambiar esta mala suerte de la Asamblea Nacional», expresó.

Ante lo que Llori respondió que Villavicencio tiene una estrategia de «viciar con escándalos en las redes sociales» y lo acusó de buscar protagonismo político y mediático.


Llori sostuvo que la estrategia de Villavicencio es «levantar cortinas de humo a denuncias en contra del asambleista que han llegado a la funcion legislativa y que deben seguirse mediante el debido proceso y no del escándalo. Por ejemplo, una denuncia por extorsión, que incluye cuentas bancarias».

«Parece que en la Asamblea tenemos nuestro propio Chucky y en lo único que coincidimos es que hay que exorcizar la Asamblea, empezando por él», añadió.

«La Asamblea nacional y la presidenta seguirán trabajando. No cederemos a las presiones ni cederemos a que nos pongan agenda, tampoco a las campañas montadas en contra de esta institución», concluyó.