- Publicidad -
Inicio Deportes Lucas Almeida pondrá al límite su cuerpo en el Ironman de Waco

Lucas Almeida pondrá al límite su cuerpo en el Ironman de Waco

l cuencano Lucas Almeida fue el ecuatoriano mejor ubicado en la rama masculina durante el Campeonato Mundial de Ironman 70.3 que se celebró en St. George, Utah, Estados Unidos. Cronometró 4h35m23s tras completar 1.9 kilómetros de natación, 90 km de ciclismo y 21.1 km de trote.

En su debut absoluto en un certamen ecuménico, en la categoría M 25-29 años alcanzó la posición 24 (tercer latino mejor ubicado), en la General Varones Age Group se situó en el puesto 144 y en la Overall (sumando a los PRO) logró la ubicación 165.

Nadar en lago, pedalear con alrededor de 1.200 metros de desnivel positivo y trotar dos vueltas un circuito que tenía cerca de 180 metros de desnivel positivo, no fue lo más difícil que tuvo que sortear para dejar la bandera del país en lo alto.

“Fue una experiencia increíble y un poco inesperada, la verdad. Esperábamos un clima de cerca de 40 °C y en realidad tuvimos tormenta eléctrica, viento, lluvia. A todos creo que nos terminó sacando de nuestra zona de confort”.

Almeida hizo tal esfuerzo el pasado 17 de septiembre. Después de una semana de descanso activo, ya se puso a entrenar para ejecutar una distancia completa en el Ironman de Waco, Texas, Estados Unidos, a desarrollarse el 23 de octubre. Dicho evento entregará cupos para el Mundial de Hawái 2022.

En esta ocasión hará en un mismo día el doble de distancia de lo que hizo en Utah. Tendrá por delante 3,8 km de natación (equivalente a 76 vueltas una piscina olímpica), 180 km de ciclismo (equivalente a un ida y vuelta CuencaBalao) y 42 km de carrera a pie (equivalente a un trote desde Cuenca a Chordeleg).

Será su segunda experiencia en un Ironman completo. Hace dos años, en Cozumel, México, se ubicó sexto en la categoría M 18-24 años con 10h22m30s. “En realidad sufrí un montón porque fue un calor y humedad fuertísimos, no hubo una nube todo el día… Regresé cansado total mente. Estuve un mes y medio golpeado, por poco y con fobia al agua, no quería saber de entrenar, me dediqué solo a la bici casi un año”.

En la actualidad se reconoce como un deportista más maduro, más aplicado en su entrenamiento, capaz de mantener un equilibrio entre lo deportivo y la vida social. Después de la pandemia empezó a entrenar con BET Endurance Team, de Pichincha, bajo las órdenes de Pablo Vallejo. Es compañero de la coterránea Ana María Torres, la ecuatoriana mejor ubicada en la rama femenina en el 70.3 de Utah.

En su tiempo libre, Almeida ayuda a sacar adelante a la empresa familiar Hammer Nutrition Ecuador. “Por mi trabajo he aprendido más sobre la parte de la nutrición en el deporte, es fundamental para un buen desempeño”.

Entresemana entrena de dos a tres horas; los fines de semana, de cinco a seis horas. Su rutina empieza a las 06:30 con sesiones de ciclismo o trote y continúa al mediodía con natación. Dice ser una persona muy fuerte en la parte psicológica. “Por suerte en esa parte soy bastante necio, bastante cabezón, si me meto algo en la cabeza se hace sí o sí”.

Según Lucas, el hecho de ir cumpliendo objetivos y trazándose nuevas y más exigentes metas hace que la persona termine haciendo locuras, entendidas como acciones que no tienen un grado de explicación racional para los demás. (BST)-(D)

Salir de la versión móvil