Los bares y discotecas en Cuenca reabrirán desde el 6 de octubre con un plan piloto

Enrique Andrade, propietario de Below Bar Disco, alista su reapertura. XCA
Publicidad

Los propietarios de bares y discotecas en Cuenca tienen previsto reabrir sus negocios a partir de este 6 de octubre. Han estado cerrados desde marzo de 2020, es decir, cerca de un año y medio, por la pandemia de la Covid-19.

El último miércoles el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) de Cuenca, presidido por Pedro Palacios, alcalde, autorizó el inicio de un plan piloto para estos establecimientos, que incluye a centros de diversión para mayores de 18 años.

De acuerdo con la resolución de este organismo: “deben presentar al COE Cantonal los protocolos de bioseguridad y la documentación que acredite la compatibilidad de uso de suelo en el transcurso de estos quince días”.

Luis Torres, presidente de la Asociación de Bares y Discotecas de Cuenca, explicó que la reactivación de estos locales es positiva, sobre todo, para el sector turístico de esta urbe.

Indicó que para reabrir, los dueños tienen que obtener el certificado de factibilidad de uso de suelo, que es entregado por la Dirección de Control Urbano y Dirección de Áreas Históricas y Patrimoniales, ambas de la municipalidad local.

publicidad

“Nos llena de optimismo poder trabajar, entendiendo que no hemos podido trabajar desde el 16 de marzo de 2020. Hay dueños de bares y discotecas que ya tienen listos los protocolos, para que sean aprobados y podrían funcionar…”, señaló.

Detalló que habrá un protocolo de bioseguridad modelo para cada actividad, es decir exclusivamente para bares y discotecas, que deberá ser cumplido de manera obligatoria.

Fumigación

Enrique Andrade, propietario de Below Bar Disco, ubicado en la calle La Condamine, sector El Vado, ayer cumplió la fumigación de su local e inició la limpieza para dejarlo listo para la reapertura.

Indicó que entre las principales exigencias que tienen que cumplir están eliminación de la pista de baile, tener ventilación cruzada y colocar un dispositivo que regule el CO2 (dióxido de carbono).

Contó que en promedio el arriendo de los inmuebles donde funcionan las discotecas y bares, cuesta desde 2.000 hasta 4.000 dólares, por lo que el cierre, por la emergencia sanitaria, ha provocado un grave perjuicio económico.

El COE recomendó que los empleados de estos negocios que presenten síntomas como tos, fiebre o dificultad para respirar no se presenten a trabajar mientras no se descarte que se trate de Covid-19.

El aforo que deberán cumplir es del 50% como máximo y el municipio hará constantes inspecciones para verificar que esta y otras exigencias se cumplan de manera estricta para reducir cualquier riesgo de contagio. (CSM)-(I)

HARÁN CONTROLES

Mariana Cordero, administradora de una discoteca en la avenida Remigio Crespo, uno de los sitios de mayor movimiento nocturno en Cuenca, confirmó que desde el 6 de octubre se reactivarán, con un protocolo de bioseguridad.

Indicó que por ejemplo al ingreso harán controles de temperatura y desinfección de manos y ropa. Si alguien presenta un nivel mayor a 37,5 grados centígrados (°C) no podrá ingresar.

“Esta reactivación nos sirve a todos, pues nuestros locales dan empleo a decenas de personas. También aportamos para el turismo de la ciudad y nos hemos comprometido a trabajar de manera responsable.

Y agregó: “ahora pedimos la colaboración de la ciudadanía, de nuestros clientes, pues nuestra obligación es ofrecer un servicio seguro y de calidad, y esperamos que nos apoyen en eso siguiendo nuestras recomendaciones (…)”.