- Publicidad -
Inicio Actualidad Alegre despertar para la patrona del cantón Santa Isabel

Alegre despertar para la patrona del cantón Santa Isabel

La banda de pueblo “Luis Pauta Encalada”, del cantón Girón, estuvo al frente del alegre despertar musical en honor a la Virgen de las Mercedes. BPR

Banda de pueblo de Girón homenajea a Virgen de las Mercedes.

El frío que caracteriza las madrugadas de Girón no frena el ímpetu de 12 músicos. Son los integrantes de una de las tradicionales bandas de pueblo del cantón. Visten sus mejores galas para despertar a sus vecinos de Santa Isabel y festejar a la Virgen de las Mercedes.

Todo empieza antes de las 05:00. Cada integrante de la banda de pueblo “Luis Pauta Encalada” sale de sus hogares hacia su lugar de ensayo, ubicado en el subterráneo de un inmueble de dos pisos que está al frente a la histórica Casa de los Tratados. Aquí practican uno o dos días por semana para perfeccionar su repertorio.

Unos llegan en sus vehículos y otros caminando en medio del silencio de las calles céntricas de Girón. Luis Pauta, de 60 años de edad y uno de los cinco hijos de quien lleva el nombre la banda de pueblo, es el primero en llegar al punto de encuentro con el afán de tener listos los instrumentos hasta que arriben sus compañeros para dirigirse al vecino cantón Santa Isabel.

El segundo en hacerse presente es su hermano, José Pauta -también conocido como “Pepe”- de 52 años de edad, quien es el director musical. José recuerda -mientras permanentemente mira su reloj- que la banda se reconformó hace cinco meses luego de más de un año de suspender actividades debido a la pandemia de la COVID-19.

Lamentó que tres personas dejaron el grupo para migrar a los Estados Unidos (EE.UU.) en busca de mejores días para sus familias. Sus excompañeros tienen alrededor de 26, 30 y 35 años de edad.

Los minutos pasan y poco a poco se congregan todos los 12 músicos. Tienen edades comprendidas entre los 17 y 60 años. Lucen elegantes  chompas blancas, pantalones de tela oscura y zapatos color mostaza.

A eso de las 05:30 parten en dos vehículos: una furgoneta y una camioneta doble cabina. Los conductores aprietan a fondo el acelerador, pero con precaución de no caer en los numerosos baches y hundimientos de la vía Cuenca-Girón- Pasaje. Lo hacen con el propósito de llegar a las 06:00 para iniciar su presentación.

Los músicos llegan al parque central de Santa Isabel a la hora pactada con las autoridades civiles y eclesiásticas. Y no pierden tiempo. Toman sus instrumentos, se ubican en la calle de forma ordenada y empiezan a caminar e interpretar albazos para iniciar el tradicional “alegre despertar musical” del día principal de la fiesta a la Virgen de las Mercedes.

El recorrido por las calles céntricas dura unos 30 minutos. De ahí, se ubican en los exteriores de la iglesia matriz en espera de que la imagen de la Virgen se coloque en un escenario armado para la misa campal de las 11:00.

El padre Vicente Zaruma, párroco de Girón y vicario episcopal de la Vicaría del Sur, preside la eucaristía acompañado de otros sacerdotes de los cantones y las parroquias ubicadas en la cuenca del río Jubones.

Devoción

La Virgen de las Mercedes es muy importante para los habitantes de Santa Isabel, pues aseguran que en la guerra de 1941 con el Perú se encomendaron en ella. La fé, según cuentan, hizo en ese entonces que unas bombas no explotarán en dicho cantón azuayo.

El hecho no se borra de la mente de los pobladores, quienes vienen de diferentes sectores, incluso un gran número de residentes en la ciudad de Cuenca hizo el viaje para honrar a su patrona.

La Virgen viste un traje azul brillante y una banda de color verde, donde los devotos han colocado cientos de dólares como señal de agradecimiento por los favores otorgados.

Luis Carpio, de 75 años de edad, junto con su madre, Susana Mogrovejo, de 99 años, por ejemplo, recuerdan que desde hace más de un año y medio le rezaron a la Virgen de las Mercedes para que nada le pasa a su familia en la pandemia.

“Tengo nueve hermanos y ninguno se ha enfermado del virus”. Esas fueron las palabras de Luis mientras escuchaba a la banda de pueblo de Girón que termina su presentación pasadas las 14:00.

La música y la devoción marcan la fiesta de la patrona de Santa Isabel que se retomó de forma presencial luego de dos años de alegrías y tristezas ante la emergencia sanitaria. (BPR)-(I)

DETALLE

Las fiestas en honor a la Virgen de las Mercedes se efectúan en septiembre. Este año hubo una novena como con la participación de barrios, comunidades e instituciones públicas y privadas.

Salir de la versión móvil