Patricia León: “queremos un deporte más inclusivo en Ecuador”

Patricia León (C), presidenta del Comité Paralímpico Ecuatoriano, visitó al atleta Juan Pugo, quien cumple su preparación en el gimnasio de FDA. EL MERCURIO
Publicidad

Tras un trabajo arduo con los deportistas que integran el Comité Paralímpico Ecuatoriano, su presidenta, Patricia León, alista una nueva planificación para un nuevo ciclo para París 2024, además de varios programas de masificación para personas con discapacidad.

De esta manera, la máxima representante de este organismo, comenzó con visitas a varias ciudades, entre ellas Cuenca, para entablar acuerdos con Ligas Cantonales y a su vez visitar a los atletas que cumplen con su actividad en los escenarios del Azuay.

Luego de los logros alcanzados en los Juegos Paralímpicos de Tokio, León, evalúa la participación del equipo ecuatoriano en esta cita deportiva, además de informar sobre las peticiones que hacen al Gobierno Nacional, para que el deporte inclusivo crezca en el país. La dirigente cuencana de 59 años, quien reside en Quito, dialogó con Diario EL MERCURIO y comentó sobre la actualidad del ente que dirige.   

– ¿Qué evaluación se hace de la participación de Ecuador en Tokio?

En nuestra tercera participación en unos Juegos Paralímpicos, obtuvimos tres medallas (una de oro y dos de bronce), además se alcanzaron seis diplomas. Tuvimos 10 deportistas (seis con discapacidad intelectual, una con discapacidad física, uno con discapacidad visual y dos guías), bajo este panorama es una intervención histórica para el país. Recordar que antes de la llegada a Japón, nuestros representantes cumplieron campamentos de preparación en Turquía.

publicidad

-Para el nuevo ciclo paralímpico, ¿qué planificación se va a realizar?

Nuestros deportistas actualmente están en un receso de tres semanas. En los próximos días ellos retornarán a los entrenamientos. Estamos contra el tiempo, porque ellos en siete meses más viajan al Mundial de Paraatletismo en Japón. Estamos esperando una respuesta para que se abra el CEAR de Carpuela, en donde nuestros deportistas entrenaban y se cuenta con los implementos necesarios. En Azuay no tenemos ningún problema ya que Darwin Castro, Juan Pugo y Andy Vásquez, son apoyados por FDA y lo mismo sucede en otras provincias.

-¿Ecuador cuenta con escenarios deportivos netamente para personas con discapacidad?

Vamos a plantear un proyecto a la Presidencia de la República para que se construya un escenario deportivo netamente para personas con discapacidad. Estamos anhelando que esto se haga realidad. Vamos a tocar puertas para que esta iniciativa se cumpla, nuestros deportistas merecen igualdad. Para el 15 de octubre está prevista una charla con los 24 presidentes de las federaciones provinciales para darles a conocer sobre el deporte inclusivo y a la vez nos entreguen su apoyo.

-¿Cómo califica el apoyo al deporte inclusivo en Azuay?

Esta tierra me vio nacer. El apoyo de Federación Deportiva del Azuay es fundamental para la preparación de nuestros atletas y esperamos que esto continúe. A parte de esto, hago un llamado a las familias cuencanas en donde hay personas con discapacidad, para que les permitan salir de esas “limitaciones”, nosotros les vamos ayudar para que tengan una mejor vida con el deporte. Tomemos el ejemplo de Poleth Méndes, Anaís Méndez y Kiara Rodríguez.

-¿Cuántos deportistas constan en el Plan de Alto Rendimiento?

Tenemos un total de 34 deportistas en el Plan de Alto Rendimiento. No queremos esperar bastantes años para repetir la historia de Tokio, estamos trabajando y queremos crecer. Nuestro objetivo es que la cifra de clasificados a Juegos Paralímpicos en 2024 se duplique. Actualmente, tenemos cuatro centros de desarrollo para el Alto Rendimiento: Biblián, Tungurahua, Pichincha y Latacunga. Nuestros representantes que compitieron en Tokio, se ubican entre los ocho mejores del mundo.

-El presupuesto que percibe este Comité, ¿avanza para la preparación y masificación?

Este año recibimos cerca de 1, 200,000 dólares para apoyar en eventos a los atletas; aparte el gobierno inyectó 145 mil dólares más para el viaje a Japón, asimismo se dio un aporte extra de 200,000 mil dólares más, para mantener el organismo deportivo y los centros. Los resultados son evidentes y el presupuesto está bien trabajado.  

¿Qué experiencia le marca al dirigir este Comité?

Nosotros ponemos corazón, esto es un servicio voluntario. Tengo un hijo con discapacidad intelectual y con eso partió todo. Mi trabajo como dirigente lo empecé en el club Rompiendo Barreras en Pichincha y allí comenzamos con este trabajo, jamás me imaginé estar al frente de un organismo a nivel nacional. Entiendo el sufrimiento y aquí estamos para ayudar. Mi hijo, ahora, tiene 28 años y es monitor de natación. Me gusta presionar para alcanzar resultados.  

¿Cuál es el objetivo planteado de aquí en adelante?

Queremos priorizar también el deporte en personas de talla baja. Tenemos tres años más para cumplir nuevas metas. Queremos incluir a más personas a las pruebas que tienen las personas con discapacidad física, ellos tienen la oportunidad de estar en 32 deportes y los de discapacidad intelectual participan en atletismo, natación y tenis de mesa. Hay nuevos prospectos y trabajamos para que todos seamos un mismo equipo.  (IAA) (D)