- Publicidad -
Inicio Salud Sedentarismo por la pandemia eleva casos de cálculos

Sedentarismo por la pandemia eleva casos de cálculos

En el hospital de la Mujer y el Niño se realizan diferentes tipos de intervenciones como cirugías urológicas. Xavier Caivinagua/El Mercurio

La COVID-19 cambió el estilo de vida de varias personas volviéndolas más sedentarias que nunca, desatando así una serie de enfermedades.
En la actualidad, por ejemplo, los casos de cálculos en la vesícula han aumentado debido a la inactividad, según María Elena Bacuilima, directora médica del hospital Municipal de la Mujer y el Niño, ubicado en Patamarca.
Todos los días llegan pacientes a dicha casa de salud -un gran número derivados de otros hospitales, especialmente del “José Carrasco Arteaga”- con intensos dolores detectados en el costado derecho debajo de las costillas y muchas veces es irradiado hacia la espalda y el hombro.
El hecho de pasar muchas horas sentado al frente de una computadora por clases virtuales o teletrabajo puede desembocar en la formación de estos pequeños depósitos endurecidos que generalmente se forman en la vesícula. Por tal motivo recomienda caminar, trotar, correr o practicar algún deporte.
La parte psicológica y mala alimentación está relacionada directamente con este padecimiento. En el confinamiento se adquirieron malos hábitos, tales como alimentarse a deshoras, lo que afecta al sistema digestivo, razón por la cual se debe respetar el horario del desayuno, almuerzo y merienda.

Bacuilima reflexiona que debido a las exigencias en el trabajo muchas veces las personas cometen un craso error: comer una sola vez al día, originando un desorden a nivel digestivo.
De este modo el organismo empieza a producir el barro biliar que origina los cálculos, formado básicamente por bilis, agua y sales biliares, mismos que tienen diferentes composiciones, estructuras y tamaños, pudiendo inclusive salir de la vesícula, taponar los conductos y hasta producir una pancreatitis, inflamación que puede ser más grave, compleja y costosa de tratarla.
En esta pandemia también han aumentado los casos de asma, cálculos renales, obesidad, diabetes, enfermedades inmunológicas … “Recién ahora estamos viendo las consecuencias del encierro”.
En el Hospital Municipal existe personal capacitado, infraestructura moderna y tecnología de punta para tratar estos y otros casos, destaca.


Adicionalmente se cuenta con servicio de imágenes, laboratorio y anestesiólogos 24/7.
Para agendar citas se lo puede hacer a través de la aplicación Prime Doctor o acercarse directamente a admisiones para separar su turno. Los pacientes también son derivados del IESS, pues forman parte de la Red Complementaria de Salud, dando soporte clínico y quirúrgico al igual que emergencias.

El hospital Municipal cuenta con tecnología de punta en beneficio de sus pacientes. Xavier Salazar, jefe de imagenología del hospital Municipal, maneja el tomógrafo, uno de los más modernos y sofisticados de la región que, entre otras funciones, sirve para detectar cálculos. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Cirugía


Cuando se presentan los cálculos, la única solución es intervenir al paciente quirúrgicamente de manera inmediata. No hay otros tratamientos, destaca Diego Velasco, jefe de cirugía del hospital Municipal de la Mujer y el Niño.
No obstante, la medicina ha ido evolucionando con el paso de los años. Antes solamente se realizaban cirugías convencionales o abiertas, conocidas como colecistectomía, para sacar la vesícula, pero este procedimiento ha dado un cambio total con la introducción de la cirugía laparoscópica, reduciendo “en gran medida” el tiempo del paciente en las salas de recuperación que generalmente regresa a casa 24 horas después.
Posteriormente, las personas pueden hacer su “vida normal”, sin embargo, los cuidados post operatorios son muy importantes, principalmente la dieta.

La función de la vesícula es “almacenar la bilis, que a su vez ayuda a digerir las grasas y los lácteos”, razón por la cual se pide al paciente reducir dichos alimentos en las primeras semanas.
El especialista recalca que adicionalmente vienen realizando cirugías más complejas que anteriormente no se las efectuaba en esta casa de salud que cuenta con 30 especialidades clínico quirúrgicas.


Hay que analizar factores de riesgo


A pesar de ser operado de la vesícula, los cálculos pueden presentarse nuevamente. Hay un pequeño porcentaje de pacientes que forman cálculos en la vía biliar, presentando nuevos cuadros, en estos casos los tratamientos son más complejos, destaca Diego Velasco, cirujano general digestivo y laparoscópico.
Los factores de riesgo se originan en mayor porcentaje en las mujeres por su cambio hormonal. “La parte genética es muy importante”.
Velasco además comparte que generalmente hay casos de vesícula que son “confundidos” con problemas del estómago. “En esta semana una paciente que ingresó al quirófano fue tratada tres años por gastritis. De ahí la importancia de realizarse esta prueba de diagnóstico por imágenes y la valoración de un especialista: cirujanos digestivos o gastroenterólogo”. (I)

LAS CIFRAS
6
horas promedio demora generalmente un paciente en recuperarse después de una cirugía laparoscópica.

7
dólares cuesta una consulta en el Hospital Municipal que ha establecido “tarifas solidarias”.

15
minutos puede durar una cirugía de vesícula, hasta tres horas promedio, dependiendo la complejidad del caso.

30
a 40 cirugías de vesícula, promedio, se realizan mensualmente en el Hospital Municipal de la Mujer y el Niño, en Patamarca.

Salir de la versión móvil