Tensión política y social en Chile ante la entrada de migrantes por el norte

Publicidad

Santiago de Chile (EFE).- Un nuevo grupo de unos 200 migrantes ingresó este sábado a Chile por pasos clandestinos de la frontera con Bolivia, un proceso que se repite a diario desde hace meses y que está generando una creciente tensión política y social ante el colapso de las comunidades locales del norte.

Este flujo constante de personas y el embudo que encuentran a su llegada, debido a las restricciones sanitarias y de política migratoria, que dificultan que sigan circulando por el país, ha generado desencuentros entre las autoridades regionales y nacionales por una solución y algunos actos de violencia de las poblaciones locales contra los migrantes.

Este sábado se efectuó una multitudinaria marcha en contra de la migración irregular por las calles de la ciudad de Iquique que terminó con incidentes violentos, como la quema de carpas utilizadas por extranjeros para pernoctar en espacios públicos y en las playas.

publicidad