- Publicidad -
Inicio Cuenca Vázquez: A problemas duros, decisiones fuertes

Vázquez: A problemas duros, decisiones fuertes

La Ley de Oportunidades ha generado debate en diferentes sectores después de ser entregada a la Asamblea.

Rafael Vázquez, director regional del Trabajo y Servicio Público de Cuenca. José Mosquera/El Mercurio

La “Ley de Creación de Oportunidades” fue entregado el pasado viernes por parte del Ejecutivo a la Asamblea Nacional para su respectivo debate.

Rafael Vázquez, director regional del Trabajo y Servicio Público de Cuenca, se refirió sobre este proyecto que tiene tres ejes: simplificación tributaria, reforma laboral y atracción de inversiones. A continuación, sus impresiones:

¿Cómo se encuentran las cifras del subempleo y desempleo?

El desempleo ha sido un problema de 40 años en el país, y claro el subempleo siempre ha estado de la mano con el empleo inadecuado.

El desempleo se ha agudizado en los últimos años y más aún con la crisis sanitaria. Estamos en una fase de recuperación en el 2021, pero se está recuperando puestos o cargos que la gente ha perdido en el 2020.

En 1991, de acuerdo a las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC) y la Encuesta Nacional de Empleo, Desempleo y Subempleo (ENEMDU), la Población Económicamente Activa (PEA) era de 4.200.000 habitantes, con una tasa de desempleo de 4,62%. En 2003, la tasa de desempleo sube a 5,66; mientras en 2007, es del 5%.

El desempleo en 2013 baja al 4,2%, en el 2016 sube al 5,2%; en el 2019 baja a 3,8% y finalmente en 2020 terminamos con la tasa de desempleo del 4,9.

Estos datos revelan cómo ha evolucionado este problema llamado desempleo, sin tomar en cuenta el desempleo y el empleo inadecuado en el que están 7 de cada 10 ecuatorianos. El subempleo actualmente tiene una cifra entera de 2.000.040 personas.

El desempleo es una problemática que no ha cambiado en estos últimos 30 años, por lo tanto, a problemas duros, decisiones fuertes.

Para este problema el señor presidente Guillermo Lasso se ha visto en la necesidad de tomar decisiones en políticas sociales, en este caso la Ley de Oportunidades. No queremos que como país se tomen decisiones parche.

¿Por qué no se han tomado estas decisiones en anteriores Gobiernos? … porque lamentablemente ellos han pensado que más vale la política que las próximas generaciones.

¿Cómo se construyó este Proyecto?

El señor presidente Guillermo Lasso y las carteras de Estado pertinentes han construido conjuntamente este Ley de Oportunidades con gremios, asociaciones de empleados, la Academia y la sociedad civil este cúmulo de mandatos.

Necesitamos que la misma se apruebe por la urgencia de la crisis económica que decantó la crisis sanitaria y también para que sea sostenible a mediano y largo plazo.

La Ley es para lo venidero, aquellos que han estado con el Código del Trabajo y han sido contratados con anterioridad a su promulgación seguirán con la normativa.

Y, es más, los que sean ingresados con esta nueva normativa no significa que se les vaya a disminuir los derechos que se encuentran en el Código del Trabajo y en la Constitución…Jamás vamos a pensar en reformar la Constitución. No habrá contratos por horas, no habrá tercerización, no habrá precarización.

¿Qué se propone con respecto a las utilidades de los trabajadores?

Normalmente los empleados sin cargas reciben el 10%, y solamente quienes tienen cargas reciben un 5% adicional. No nos parece equitativo, y lo que queremos es que ese 15% se distribuya a todos los empleados por igual, con o sin cargas.

¿Por qué se quiere eliminar la jubilación patronal?

La jubilación patronal debe diferenciarse de la jubilación que establece el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS). Esta última se la mantendrá, no se puede eliminarse.

¿Por qué tenemos esta doble jubilación? Primero que nada, la jubilación patronal apareció cuando no existía la caja del IESS, y por política tenía que eliminarse, pero lamentablemente no se lo ha hecho.

Hay dos beneficios, pero tienen mucha incidencia en contra del empleado y le voy a decir por qué.

Un empleado, por ejemplo, entra a trabajar en una empresa a los 25 años de edad, y cuando está por solicitar la jubilación patronal cerca de cumplir 45 años, el empleador le dice: señor, muchas gracias y le despide con todas las de Ley … ¿Qué hace actualmente una persona de 45 años en el mercado laboral? … casi, casi, los empleadores no pueden asumir ese reto de emplearle nuevamente, lo que va en contra del empleado.

Tener 20 años a una persona (tiempo en el que el empleado puede acogerse a la jubilación patronal), no es negocio para una empresa. Por eso normalmente a los 19, lo despiden.

¿Pero, en este caso no sería mejor sancionar a la empresa?

No. Porque hay la libertad de contratación, y así como hay la libertad de contratación, hay la libertad de despido. Claro, el despido debe ser de acuerdo a la Ley, con todas las debidas garantías.

¿Cuáles son otros puntos relevantes de la Ley?

Entre otros temas relevantes de la Ley de Oportunidades está la formación dual para los estudiantes, es decir trabajan y estudian a la par. ¿Hay un contrato para eso? … ¡No! El hecho de trabajar y estudiar a la vez se crea un vínculo dentro del mercado laboral.

La facilidad de la contratación para las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) es importante, pero más que nada para las dos primeras porque son la parte formal del emprendedor.

Pretender introducir al mercado laboral a los jóvenes es una decisión de esta Ley, pero también se piensa en aquellas mujeres que perdieron su trabajo o tuvieron que renunciar en 2020 por la crisis. Hoy en día necesitamos reinsertarles en el mercado con incentivos tributarios para su contratación.

El recargo para del 35% para la contratación eventual pasa cuando las mujeres toman su licencia por maternidad. En vez de incentivar al empresario para que ponga un cargo eventual, mejor se lo castiga.

Los artesanos, calificados por las juntas artesanales provinciales o Ministerio de Producción, en la actualidad pueden contratar hasta 15 personas sin prestaciones, pero con la Ley de Oportunidades hay beneficios adicionales para ellos, pudiendo aumentar el número de contratados a 60 o más.

Esto atendiendo que muchas de las veces los artesanos tienen más mano de obra y son la parte más débil de los emprendedores. (I)

Salir de la versión móvil