Llegaron restos de migrante de Gualaceo

Noemi Muy Lojano, de 29 años, murió este 29 de julio en la frontera de EE.UU. IVM
Publicidad

Este fin de semana llegó al cantón Gualaceo, en la provincia de Azuay, el cadáver de Noemi Muy Lojano, de 29 años, quien murió el 22 de julio en la zona de frontera entre Estados Unidos (EE.UU) y México.

La compatriota falleció al interior de un camión de mudanza de la empresa U-Haul, que circulaba por la carretera US 54, en el condado de Lincoln, en el estado de New México.

Junto ella iban otros migrantes de Gualaceo y de Chordeleg, que ingresaron a EE.UU, por la frontera con México. Noemi deja a dos hijas, de 10 y 5 años, que ahora viven con sus padres.

De acuerdo con autoridades de la frontera norteamericana, lo que provocó el deceso de la ecuatoriana fueron las altas temperaturas, que estaban sobre los 33 grados centígrados (°C).

Esposo

publicidad

Su esposo viajó hace unos dos años al país del norte y el sueño de Noemí era encontrarse con él para trabajar y regresar al Ecuador para reunirse nuevamente con sus pequeñas.

Los resto de Noemí serán velados en San Francisco Bajo, de donde es su familia, que ahora se queda con una considerable deuda por el pago del coyotero, que la asistió para el viaje.

El 22 de septiembre en Gualaceo también se cumplió el sepelio de Keven Andrés Lucero, de 19 años, migrante de Cuzay, Bullcay, quien también murió en la frontera cuando intentaba llegar a EE.UU., para reunirse con sus padres.

Keven, quien iba junto con su hermano, que fue detenido por una patrulla fronteriza, sufrió un colapso mientras caminaba por el desierto. Se cree que se debió al cansancio y deshidratación. (CSM)-(I)