Ecuador decomisa 3 toneladas de cocaína con trasfondo de crisis carcelaria

La Policía incautó más de tres toneladas de cocaína en Daule. @PoliciaEcuador
Publicidad

Con el trasfondo de los choques armados de la semana pasada en una cárcel de Guayaquil, que dejaron 118 muertos, la Policía de Ecuador anunció este lunes el decomiso de tres toneladas de cocaína en la provincia de Guayas (suroeste).

En un mensaje por redes sociales, la Policía informó que la incautación de la droga había tenido lugar en un inmueble en la vía a Daule, tras las pesquisas pertinentes de sus unidades investigativas.

En una fotografía, la Policía expuso también el alijo de droga en un aparcamiento, con cientos de bloques empaquetados para distribución.

La incautación se produce días después de la matanza que tuvo lugar en la penitenciaria del Litoral en Guayaquil, en la que murieron 118 reos y 79 resultaron heridos.

Según medios locales, hasta este lunes se habían identificado 107 de los cadáveres, de los cuales 93 ya habían sido entregados a sus familiares para sepultura.

publicidad

Los 12 restantes, entre ellos algunos decapitados y quemados, iban a ser sometidos a análisis de ADN para tratar de descifrar la identidad.

En la labor de identificación han participado forenses de otras provincias, con el fin de acelerar una labor que estaba siendo criticada por los familiares.

El choque armado dentro de la prisión responde, según las autoridades, a la rivalidad entre bandas vinculadas con el narcotráfico.

La ministra ecuatoriana de Gobierno, Alexandra Vela, aseguró este domingo que las fuerzas del orden tenían bajo control las cárceles del país.

«Al momento los centros de privación de libertad se encuentran bajo el control de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas», dijo Vela en una declaración transmitida por redes sociales.

Añadió que es la primera vez desde 2019 -cuando ocurrió la primera crisis carcelaria- que las dos instituciones trabajan de manera conjunta, y están actuando sobre la base del estado de excepción decretado por el presidente Guillermo Lasso el pasado 29 de septiembre.

«Para todos es conocido que esta situación es producto de las disputas territoriales y de liderazgo entre las organizaciones narcodelictivas que operan dentro de las prisiones», anotó.

Y subrayó que el Gobierno de Lasso «no tolerará que el crimen organizado transnacional controle las cárceles y las calles del país». EFE