Áreas verdes

Nicanor Merchán Luco

Publicidad

El biólogo y ambientalista, Gustavo Morejón, escribe en Facebook un artículo muy interesante en el que se resalta cómo el Municipio reemplaza las áreas verdes por cemento, dice: “es impresionante cómo en nombre del progreso vamos lentamente despedazando las áreas verdes de la ciudad cuando el mundo entero trata de incrementar sus espacios verdes y reducir las áreas encementadas para enfrentar los embates del cambio climático. Nuestra alcaldía hace todo lo contrario”. Concluye Morejón indicando que aquí la alcaldía va a enterrar las áreas verdes bajo el cemento.

Dice que los parques lineales a orillas del río Yanuncay al que hoy en partes también ha llegado el cemento lo hace bajo el lema “es más fácil pedir perdón que pedir permiso”. En todas partes del mundo, las ciudades que disponen de ríos se han dedicado a renaturalizar las orillas y en otras las quebradas para respetar de esta manera las áreas verdes. Se han dedicado a embellecer los parques y a cuidar de mejor manera dichos espacios. En algunos lugares en media ciudad se han implementado áreas de protección ambiental en donde existen lagos, se puede pescar y acampar.

Aquí, en Cuenca, cada vez se contaminan los ríos y quebradas, se maltratan los parques lineales que deberían llegar ya hasta El Descanso puesto que Challuabamba se ha unido con Cuenca. Los parques deben restaurarse y no dejarlos abandonados como hoy están algunos. Al llamado Jardín Botánico hay que honrarle con su nombre, es decir, no destruirlo y, por el contrario, mejorarle y agrandarle. El cuidado de las áreas verdes, así como la siembra de árboles ornamentales merece un tratamiento especial para convertir a Cuenca en una ciudad verde y más bonita con sus encantadores ríos. (O)

publicidad