Zoltán Bátorfi da directrices en el Américas Continental Hopes Cuenca 2021

El húngaro Zoltán Bátorfi ayuda en la postura al colombiano Emanuel Otálvaro en el Polideportivo de Totoracocha. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

Desde los graderíos del Polideportivo de Totoracocha se observa al húngaro Zoltán Bátorfi visitar cada mesa y corregir determinadas posturas de los deportistas en el primer día del Continental Hopes (Campamento de Esperanzas Continentales).

“Cada jugador tiene sus problemas y a esta edad es fundamental que aprendan la técnica correcta. Algunas tienen problema con la cintura, no la usan suficiente; otras suben demasiado el brazo o el codo…”, dice el representante de la ITTF (Federación Internacional de Tenis de Mesa, por sus siglas en inglés).

Batorfi resalta las “ganas de entrenar y aprender” que tienen los 22 mesotenistas U11 que están en representación de Argentina (1), Brasil (2), Colombia (1), Costa Rica (1), Estados Unidos (4), Guatemala (3), Paraguay (1), República Dominicana (2), Puerto Rico (2), Venezuela (1) y Ecuador (4).

“Con una mejor técnica, mejora la calidad de los golpes y mejora el juego de los niños”, menciona Bátorfi, pero advierte que para llegar a ubicarse entre los mejores del mundo es preciso un trabajo de algunos años tanto técnica como físicamente.

Zoltán observa progresos importantes de América en el tenis de mesa. “Cada vez es más fuerte”, indica al tiempo de resaltar al brasileño Hugo Calderón, quien se encuentra entre los cinco mejores del mundo en la Senior Individual por debajo de los chinos Fan Zhendong, Ma Long, Xu Xin y el japonés Tomokazu Harimoto.

publicidad

En Sudamérica el futuro es esperanzador. “Antes no jugaba tanta gente tenis de mesa aquí en Sudamérica, pero, por ejemplo, ayer (domingo) vine y vi un montón de niños en Ecuador (Polideportivo de Totoracocha). Eso es bueno porque cuanto más gente juegue, mejor calidad saldrá”, precisa Bátorfi, quien representó a su país en los Juegos Olímpicos Atlanta 1996. 

El Continental Hopes se cumplirá hasta el 16 de octubre. Ese día se conocerán los representantes, en mujeres y varones, de América al Mundial Hopes (ITTF World Hopes Week & Challenge 2021).

Campeón del Circuito Mundial en Eslovenia

Emanuel Otálvaro (D) durante un descanso en el Polideportivo de Totoracocha. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Cuenca abriga por segunda ocasión a Emanuel Otálvaro, de Colombia. En 2019 se llevó el título U11 (individual y equipos) del Campeonato Sudamericano, con apenas ocho años. Hoy participa en el Continental Hopes como campeón U11 del Circuito Mundial de Eslovenia que se desarrolló en septiembre.

“Hay que entrenar y dormir bien”, afirma el afable deportista sobre los factores que le están conduciendo al éxito. Lleva seis años en el deporte por motivación de su hermano Álex Federico. Uno de sus sueños es representar a su país en unos Juegos Olímpicos.

120.000 dólares en inversión

El Polideportivo Cuenca cumple con los estándares internacionales para las competiciones continentales. Xavier Caivinagua/El Mercurio

Paúl Calle, presidente de la Federación Ecuatoriana de Tenis de Mesa, advierte que “no es fácil organizar eventos con altos estándares internacionales”. Pese a la crisis económica, debido a la pandemia, está satisfecho porque lograron cumplir las exigencias con autogestión y apoyo de empresas privadas que “creen en el deporte como herramienta de transformación”.

Calle señala que tuvieron que invertir alrededor de 120.000 dólares para ser sede de los cuatro eventos internacionales que se llevarán a cabo hasta la primera semana de noviembre en el Polideportivo de Totoracocha.

Fuera de los costes de logística, Calle señala que en equipamiento se invirtieron cerca de 30.000 dólares; en el cambio de luminarias, 12.000; en el adecentamiento, 5.000… Resalta el aporte de organismos internacionales y el esfuerzo de las distintas delegaciones que “pagan su derecho de participación”. (BST)-(D)