Marcos Miranda: «Ejecutivo está actuando con tolerancia ante la Asamblea»

Marcos Miranda, subsecretario jurídico de la Presidencia de la República
Publicidad

.- ¿Cómo se van a denominar las nuevas iniciativas de ley que remitirá el Ejecutivo a la Asamblea tras la decisión de no enviarlo como proyecto Creando Oportunidades?

No sabemos si el proyecto laboral se llamará de oportunidad laboral. El del tema fiscal quizá se denominará de recuperación. Está por definirse el nombre; pero lo importante es resaltar que el presidente de la República y todo el Gabinete han evaluado el proyecto y se ha optado por la vía que realmente resuelva los problemas del Ecuador: una vía de diálogo y de un debate abierto.

Muchos asambleístas apoyaron la moción de que se debata el proyecto tal como fue enviado, pero, si no se logró el cometido por una actuación irregular del CAL (Consejo de Administración Legislativo) ni el presidente de la República, ni los ecuatorianos no pueden seguir esperando.

.- ¿Los textos están listos para ser enviados a la Asamblea?

Sí; el texto está listo. Se están puliendo unos últimos detalles con el ministerio de Finanzas, y luego el presidente tendrá que darle la lectura o sentarnos por una ocasión más para revisar el texto final. Esperamos que esto ocurra entre el día de hoy (sábado), y mañana (domingo).

publicidad

¿Qué detalles se pulen?

Los temas que se revisan y se evalúan con los ministros son los temas laborales. El presidente indicó el tema del artículo 75 del proyecto (que determinaba que el empleado pague al empleador una indemni-

zación si es despedido por causas justas). También se evalúan otros aspectos importantes, como la regulación relativa a las zonas francas, reformas para el aspecto tributario.

.- ¿Qué día estará el proyecto en la Asamblea?

No le puedo dar una fecha exacta. Sería irresponsable de mi parte, pero tentativamente sería entre los primeros tres días de la semana entrante. Esos son los tiempos que nos hemos propuesto; estamos abiertos al diálogo.

Si llegase una sugerencia o alguna crítica constructiva hacia el proyecto entre hoy (sábado) y mañana (domingo), evidente (que) lo evaluaremos sin perjuicio de que sabemos que la Asamblea cuando empieza a cumplir con su rol de legislar también podrá dar aportes productivos al proyecto. No se está esperando, pero la puerta está abierta, podría llegar. Es una posibilidad.

A partir de que la Asamblea devolvió el proyecto al Ejecutivo, ¿cuándo se decidió remitir la iniciativa en tres partes?

Fue una decisión del presidente de la República. El pueblo no debe dudar que el presidente toma decisiones en beneficio de la mayoría de ecuatorianos.

Evidentemente es una decisión que hay que apoyarla y esperamos recibir el respaldo de la Asamblea.

¿Confían que esta vez van a tener suerte para que la Asamblea de trámite a los proyectos y no los devuelva?

Yo no diría suerte, yo diría que la mano está extendida y que la idea de un Estado que se compone por el poder Ejecutivo, Legislativo, Judicial, y en este caso los dos primeros van a trabajar de la mano.

Yo diría que no se trata de tener esperanza, se trata de ponernos todos la camiseta del Ecuador y trabajar en conjunto. Creemos que sí se puede, que la Asamblea también quiere mejorar la vida de los ecuatorianos. Lo que estamos haciendo es dar una oportunidad más.

En su opinión, ¿cuáles fueron los motivos de fondo que tuvo la Asamblea para devolver el proyecto?

La Asamblea actuó de forma irregular. El CAL no tiene la competencia, ni la atribución de devolver el proyecto. Eso no solo lo dijo la presidencia de la República, sino varios asambleístas de manera independiente, y juristas especialistas en derecho constitucional.

Entonces ¿qué pasó? Evidentemente un informe de la Unidad Técnica Legislativa que no era vinculante hizo una interpretación incorrecta de la norma y eso acarreó el silencio o complicidad de los demás asambleístas.

Esto nos llamó la atención.

Esperamos que en esta nueva situación que ha propuesto el presidente de dividir el proyecto actúen de una forma correcta y apegada a la ley.

¿El acercamiento entre Guillermo Lasso y Guadalupe Llori, presidenta de la Asamblea, que se produjo este viernes en el Palacio de Gobierno jugará un papel importante en el trámite del proyecto?

Todo acercamiento y todo diálogo debe ser productivo. Esperamos que así sea.

¿En caso de que el presidente de la República decida por una muerte cruzada el tema deberá ir a la Corte Constitucional?

No hay que anticipar criterios para un escenario, pues por el momento se está evaluando otro. El presidente ya dijo cuál es la vía. Así que no hay que anticipar criterios ni posibilidades de un escenario que evidentemente nadie

espera. Ahora lo importante es resaltar que el Ejecutivo da una oportunidad más, que está actuando con tolerancia ante la Asamblea en beneficio de los siete de cada diez ecuatorianos que no tienen trabajo.

¿Esta oportunidad debe ser aprovechada por la Asamblea?

Esperamos. No es por la Asamblea, es por todo el pueblo ecuatoriano. El presidente ha dicho en varias ocasiones que este proyecto no es del gobierno, ni de Guillermo Lasso, ni de la Asamblea el momento que llegue, es un proyecto y una oportunidad para todos los ecuatorianos.

Algunos sectores dicen que no sería viable que se envíen dos proyectos urgentes en materia económica porque el estado de excepción tiene relación con la seguridad en las cárceles, y que en la Constitución no se contempla esta salvedad ¿Es así?

La ley establece que cuando hay un estado de excepción el presidente puede enviar más de un proyecto y actualmente estamos bajo un estado de excepción.

Pero dicen que son temas distintos. ¿Que opina usted?

Es una crítica que la pueden hacer en uso de su libertad de expresión y opinión, pero lo cierto es que se establece la existencia de un estado de excepción. (SCC)-(I)

Una vez que el Ejecutivo envíe a la Asamblea los dos proyectos urgentes en materia económica empezarán a correr el plazo de treinta días para su tratamiento. Los proyectos ordinarios tendrán un plazo más amplio como lo estipula la ley.