Lasso advierte que «empuñará la Constitución» para enfrentar a «golpistas»

Quito (Pichincha), 20 de octubre del 2021.- El presidente Guillermo Lasso, se reunió con representantes de organizaciones sociales de diferentes lugares del país, quienes ratificaron el compromiso y apoyo al Gobierno Nacional, para trabajar en conjunto por el bienestar de todos los ecuatorianos. Foto: Bolívar Parra/Presidencia de la República
Publicidad

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, advirtió este miércoles que «empuñará la Constitución» para enfrentar a «los golpistas», en clara alusión a recurrir al inédito mecanismo de la «muerte cruzada» para sortear el bloqueo legislativo a sus reformas y encarar así a sus principales opositores.

«Esta mano y la del Gobierno estarán extendidas a todos aquellos asambleístas que de buena fe quieran dialogar con el Gobierno para discutir los proyectos de ley para reactivar la economía ecuatoriana», manifestó a una multitud de simpatizantes que hoy se concentraron en la Plaza Grande de Quito frente a la sede presidencial.

Pero a renglón seguido, aseguró que «si tenemos que empuñar con fuerza la Constitución para enfrentar a los golpistas lo haremos con decisión, con talante y sin miedo».

El mandatario ecuatoriano mantiene una dura puja con la Asamblea Nacional (Parlamento) tras haber presentado el mes pasado un proyecto de ley denominado «Creando Oportunidades» que fue rechazado en forma y fondo por los legisladores, y cuando este mes se conoció su nombre entre los mandatarios que figuran en los Papeles de Pandora.

Lasso, que hoy no acudió a testificar ante la comisión parlamentaria que investiga su relación con esos Papeles, se ha referido hoy nuevamente al «triunvirato de la conspiración», que en una entrevista la semana pasada dijo que estaba integrado por el líder socialcristiano y exalcalde de Guayaquil Jaime Nebot, el expresidente Rafael Correa, y el dirigente indígena Leonidas Iza.

publicidad

«Vamos a defender a la democracia, que los triunviros de la conspiración comprendan que el pueblo se levanta para defender a la democracia ecuatoriana», advirtió ante miles de personas venidas de diferentes puntos del país para mostrarle su respaldo al grito de «Lasso, presidente», «Lasso es democracia».

En su alocución defendió el exitoso plan de vacunación impulsado por su Gobierno, en funciones desde el 24 de mayo, que ha logrado vacunar a más de 10 millones de personas en el país, o la creación en poco más de cuatro meses de «200.000 empleos adecuados».

La concentración se da un mes en el que hay convocadas varias protestas callejeras de la oposición, entre ellas una hoy mismo del Frente Unitario de Trabajadores (FUT) y otra conjunta el día 26 del movimiento indígena Conaie, sindicatos, campesinos y otros sectores sociales.

Hoy Lasso prometió «hacer respetar el precio oficial de los productos de primera necesidad» en el país, pero adelantó que no tolerará disturbios como los ocurridos en el país en octubre de 2019 contra las medidas económicas de su antecesor, Lenín Moreno.

«Vamos a defender a Quito de aquellos que les gusta la violencia, de aquellos que quieren incendiar edificios, de aquellos que quieren secuestrar policías, periodistas, aquí está el pueblo ecuatoriano para decirle que no lo vamos a permitir», afirmó.

El pasado lunes el jefe de Gobierno decretó un estado de excepción de 60 días en varias provincias del país castigadas por una creciente inseguridad, que se suma a otro vigente para paliar la crisis carcelaria que deja en lo que va de año mas de 250 presos asesinados.

Algunos analistas han interpretado la última declaratoria en clave política y como mensaje ante los detractores del Ejecutivo en un ambiente cada vez de mayor crispación social en el país.

Lasso defendió hoy su decisión al recalcar que «con el apoyo de las gloriosas Fuerzas Armadas, junto con la Policía Nacional, daremos protección en todo el territorio ecuatoriano». EFE