- Publicidad -
Inicio Actualidad Nacional Claves para entender la Reforma Tributaria enviada por Lasso

Claves para entender la Reforma Tributaria enviada por Lasso

El Gobierno garantiza la progresividad de la ley, es decir que quienes más ganan, paguen más.

Ecuador, 23 de Agosto del 2021.- Presidenta de la Asamblea Nacional, Guadalupe Llori, reunión con el Consejo Administrativo de la Legislatura (CAL). Foto Fernando Sandoval/ Asamblea Nacional

El presidente Guillermo Lasso remitió a la Asamblea Nacional su propuesta de reforma tributaria, a la que denominó proyecto de Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la Pandemia Covid-19, con la que espera recaudar, en dos años, USD 1.900 millones adicionales, necesarios para contrarrestar la crisis económica que enfrenta el país.

Como lo manifestó Simón Cueva, ministro de Economía y Finanzas, al presentar esta propuesta, el Gobierno hizo dos esfuerzos: garantizar la progresividad de la norma, es decir que los que más tienen más paguen; y acoger los pedidos de las bancadas legislativas con las que se compartió el borrador previamente, Pachakutik e Izquierda Democrática (ID).

Es así como, según Cueva, solo el 3,4 % de los ecuatorianos serán afectados por esta reforma y serán a quienes menos les ha afectado la pandemia; mientras que el 96,6 % restante recibirá beneficios producto de la recaudación de estos impuestos.

Impuesto a la Renta

Uno de los temas en los que el Gobierno no cedió a los pedidos de Pachakutik fue la modificación en el cobro del Impuesto a la Renta (IR), que se mantendrá a partir de quienes ganan más de USD 2.000, no USD 5.000 como buscaba esa organización política.

Sin embargo, según la nueva tabla propuesta, el monto a pagarse irá subiendo progresivamente, quien más gane pagará un porcentaje mayor, no habrá un incremento significativo para quienes perciben hasta USD 31.630 anuales; a partir de esta cifra y hasta los USD 41.630, el IR pasará del 15% actual al 20%.

Quienes ganen más de USD 51.630 pagarán un IR de 25%, actualmente es del 20%; los ingresos anuales superiores a USD 61.630 pagarían un 30%, ahora paga 20%; además se incluye un nuevo rango de quienes perciben más de USD 100 mil al año, que pagarán un 37%.

La propuesta además establece límites a los gastos personales para la deducción del impuesto causado, que no podrá sobrepasar los USD 5.000. Quienes ganen más de USD 2.000 podrán acceder a un crédito tributario del 10% para deducir el impuesto, si tienen sueldos inferiores, este beneficio aumenta al 20%.

Para Javier Bustos, experto tributario, los cambios que hizo el Gobierno, en comparación con el proyecto inicial, han permitido que el incremento fuerte al Impuesto a la Renta recaiga sobre las personas que ganan más de USD 61.630 anuales, a los que el porcentaje les llega al 35%. Para quienes ganan más de USD 2.000 el incremento será mínimo frente a lo que actualmente pagan.

Con estas modificaciones el Gobierno espera recaudar USD 434 millones, es decir USD 30 millones más de la propuesta inicial que fue incluida en el proyecto de Ley de Oportunidades, que le fue devuelto por la Asamblea Nacional, que detectó posibles inconstitucionalidades.

Impuesto al patrimonio

Por dos años los grandes patrimonios del país aportarán para la recuperación económica tras la pandemia. Como lo había anunciado el presidente Guillermo Lasso, la nueva propuesta busca una mayor contribución de las empresas que de las personas naturales.

En la propuesta inicial se había planteado el aporte de las personas con un patrimonio superior a los USD 500 mil, ahora la base es de USD 1 millón de forma individual y USD 2 millones para un matrimonio; además, el pago será solo por un año y no dos, como se estableció al principio. Están incluidas menos de 6 mil personas en todo el país, inicialmente eran 17 mil.

Con las modificaciones, la recaudación estimada por el Gobierno baja de USD 320 millones a USD 260 millones, es decir USD 60 millones menos de lo que se esperaba recibir con la propuesta inicial.

Mientras que las empresas que aportarán con el 0,8% son las que poseen un patrimonio superior a los USD 5 millones, el pago será por dos años y con las modificaciones al proyecto de ley se ha sumado a 500 sociedades, serán en total 1.931 empresas cuya contribución permitirá una recaudación de USD 468 millones por año.

Para el experto económico Santiago García, el aporte proveniente de los patrimonios es un mecanismo que garantiza que los que más tienen, más paguen, por lo que considera oportuna la decisión del Gobierno de incluirlo, aunque sea de forma temporal.

“La propuesta encaja en el concepto de progresividad, cobrar más a los más ricos, la pandemia ha golpeado a los que menos tienen, lo justo es que a quienes mejor les ha ido asuman los gastos en vacunas, en educación, en lograr un sistema de salud fortalecido, para garantizar que la crisis que afrontamos no vuelva a ocurrir”, puntualizó el experto.

Repatriación de capitales

Una de las propuestas que más polémica ha levantado es la posibilidad que tendrán quienes tengan fondos en el exterior de traerlos a través de un pago del 5%, el inconveniente que se ve es que el listado de las personas que se acojan a este beneficio, de acuerdo con la propuesta de ley, será confidencial.

Para el experto Javier Bustos, esto último no le preocupa, pues si bien es cierto que en Ecuador se permite
conocer ciertos impuestos pagados por una persona, tampoco se pueden publicar los detalles, pues significa vulnerar la confidencialidad.

Además, Bustos señala que el retorno de capitales ya está permitido, a través de la figura del incremento patrimonial no justificado, pero implica un pago del 37% del Impuesto a la Renta, el cambio real sería el incentivo para que lo puedan realizar con un pago mínimo del 5%.

El economista Santiago

García considera que la oposición a la repatriación de capitales no tiene fundamento, pues estos fondos, de todas formas, ya no están en el país y no pagan ningún tributo. “Traerlos significará un ganar – ganar, porque podrán ser invertidos en el país y además pagarán el 5%, si están en el exterior no nos sirven de nada y si se encuentran en paraísos fiscales ni siquiera se sabe dónde están y cuánto dinero es”, puntualizó.

Una reforma integral

El proyecto de Ley Orgánica para el Desarrollo Económico y Sostenibilidad Fiscal tras la Pandemia Covid- 19, para el experto económico Santiago García, es una reforma tributaria integral, pues abarca varios impuestos, lo cual no se había visto en el país.

“Es una reforma tributaria de gran calado, se mete en todo, todos los impuestos, IVA, ICE, eso no se ha hecho antes, es integral, hay cosas que se pueden mejorar en el pago del Impuesto a la Renta, para que no se afecte a la clase media, pero definitivamente se está logrando que los que ganaron en pandemia y están bien, sean los que más paguen”, dijo García.

En la propuesta se incluyen cambios en el IVA, que bajará del 12 % al 8% para el sector turístico durante 12 feriados y fines de semana. Además se exonera del pago a sectores productivos, sindicatos, y servicios de alojamiento, así como a la compra de vehículos eléctricos e híbridos y productos de higiene femenina.

Además, se mantiene la decisión de reducir el Impuesto a los Consumos Especiales (ICE) a los productos que el presidente elija; se eliminará el Impuesto a las Herencias y se descarta el régimen de pago del 2 % de Impuesto a la Renta a las ganancias de los emprendedores. Quito.- (ASM)-(I).

Salir de la versión móvil