97 años

Nicanor Merchán Luco

Publicidad

Diario El Mercurio, la semana pasada, acababa de cumplir 97 años de vida periodística al servicio de la ciudad, la provincia y la región, y de manera coincidente durante esta ya larga vida, se ha preocupado desde su inicio por la conservación ambiental. En los primeros años se destacan en sus páginas el cuidado de los ríos de Cuenca, de su crecimiento, inundaciones y de las fuertes sequías, así como de su limpieza también; se hace notar los daños de las heladas y de las tempestades. Más tarde, cuando inicia la provincia con una campaña de construcción de vías, se recogen las noticias de los deslaves y el taponamiento de quebradas y acueductos.

Durante todos estos años se describe la relación que tiene el ser humano en torno al medio ambiente que le rodea, pues, ya en la década de los ochentas y noventas, los ciudadanos cuencanos y de la provincia del Azuay son plenamente conscientes de la problemática ambiental existente. Empieza entonces el cuidado de la naturaleza en nuestra región; las páginas de El Mercurio dan fe de esta actividad antrópica. Así nace una conciencia ambiental en nuestra región como una filosofía de vida.

La conciencia ambiental en Cuenca se preocupa por la protección, la conservación del medio ambiente tendiente a garantizar que se dé un equilibrio con el propósito que no se deteriore aún más la naturaleza; así hoy en día las páginas impresas y las páginas web de este medio de comunicación, dan a conocer la importancia de cuidar nuestra salud y la necesidad de proteger el entorno, y de mantener una conciencia ambiental en la ciudad para proteger la naturaleza. Hoy muestra las noticias y reportajes periodísticos, la importancia de mantener el ecosistema y los impactos que causamos en la vida cotidiana. (O)

publicidad