El legado artesanal de la familia Machado fue reconocido por CIDAP

Marco Machado es uno de los hermanos que se ha dedicado a la labor artesanal. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

Tercos. Testarudos. Soñadores. Así se identifica la familia Machado, que recibió la Medalla Orígenes al Legado Artesanal por parte del Centro Interamericano de Artesanías Populares (CIDAP). El premio es el reconocimiento a un trabajo de altos y bajos, de vaivenes, de intentar y seguir, a pesar de lo que se recibe a cambio de una labor artesanal.

Hace más de medio siglo, cuando los Machado habían empezado a forjar su apellido a través de su talento, nunca pensaron en los réditos, en la fama, sino en el valor de sus piezas, de los objetos que fueron creando.

Los primeros que empezaron con esa consigna fueron los tíos abuelos y los padres de los hijos que recibieron el reconocimiento. Y los atisbos de lo que vendría se asomaron con la joyería de Carlos Machado y con los tejidos de Carmen Delgado, quienes procrearon once hijos.

Marco Machado, de 55 años, es el último hijo y uno de los más activos como artesano. Él todavía recuerda el taller de su padre, que se encontraba dentro de la casa. Y allí, de vez en cuando, se asomaba a ver cómo se trabajaba: en silencio, con concentración para hacer una pieza.

Los hermanos mayores: Carlos, Edgar, José, Iván y Luis siguieron el ejemplo del padre y se convirtieron en joyeros. Sin embargo, en el caso de marco, él siguió al tejido porque en su juventud tuvo contacto con ese arte. Entonces se obsesionó y se obstinó en aprender a tejer, y no precisamente con hilos, sino con plata y cobre.

publicidad

“Yo creo que una de las cosas es que siempre queremos hacer algo nuevo, pero con identidad. Nosotros tenemos una identidad. Y la ventaja es que estamos jugando y no trabajando. Hacer una obra es hacer un hijo”, dijo Marco a El Mercurio.

Para cada uno de ellos ha sido duro levantarse como artesano. Paralelo a lo que consideran más que una labor, los hermanos se han desempeñado en otras áreas. El mismo Marco es un ejemplo del ir y venir. Ha trabajado en una imprenta, fue guardia, trabajó como ayudante de cocina y ha vendido por las calles de la ciudad tamales y humas.

Pero la obstinación siempre fue grande, y los hermanos no han parado. Ello se ejemplifica con una de sus últimas obras en conjunto, y que fue la que los llevó a llevarse la Medalla del CIDAP.

Hace algunas semanas, desde sus áreas respectivas, José junto a su hijo Pedro, y Marco, con su hijo David, elaboraron un taller de joyería en miniatura. Los hermanos pensaron en su padre, en su taller y en lo que hacía para inspirarse. El concepto y la obra les valieron para ser reconocidos.

“El jurado, además de la obra, ha calificado la trayectoria de la familia, de cada uno de los miembros. Es muy interesante saber que en ese núcleo familiar se manejan todas las técnicas de la joyería y de la orfebrería. Y hay algo particular: la estética que ellos manejan”, dijo Fausto Ordóñez, director del CIDAP.  

Qué sigue

Hay mucha emoción entre la familia Machado debido a que la medalla no la piensan como un objeto para ellos. Piensan en su padre, en las personas que estuvieron antes que ellos, y el premio es un reconocimiento a lo que se empezó hace muchas décadas, a lo que ha continuado y a lo que será. 

Lo que sigue, para los artesanos, es una pregunta que tiene respuesta: trabajar, imaginar y mantenerse creando nuevas piezas.

“Como se dice: detrás de una artesanía hay un sueño y eso es lo que representa a la familia. Mi tío Marco le pone todo el corazón a lo que hace y lo seguirá haciendo”, opinó Carmen Delgado Machado.

Y, en caso de no seguir, por lo pronto ya hay una nueva generación de los Machado que se ha adentrado a ese mundo de las artes que, seguramente, también dejará su impronta. (I)

Dos medallas para

reconocer a artesanos

Cada año, en el marco del Festival de Artesanías de América, que organiza Centro Interamericano de Artesanías Populares, se entregan dos medallas: un reconocimiento para los artesanos del Ecuador y otro para los artesanos del extranjero.

En el caso de la edición de este 2021, esta noche, en los jardines del CIDAP se conocerán a los ganadores de las medallas, luego de que un jurado haya calificado los trabajos de los artesanos que están exponiendo en el Festival de Artesanías de América, y que se realizará hasta este 3 de noviembre.