Enrique «Piti» Mora, en la gloria del automovilismo azuayo

Publicidad

La tarde del pasado martes, el restaurante “Cuchi Suco” fue el escenario perfecto para reunir a varios pilotos de antaño, que dejaron al Azuay en lo más alto del rally ecuatoriano. Entre ese grupo de amigos se encontraba el cuencano, Enrique «Piti» Mora, quien fue reconocido y aplaudido al cumplirse 40 años de su título en el Campeonato Nacional de Automovilismo; el primero que se entregó a la provincia en esta disciplina.

Familiares y amigos de Enrique Mora fueron parte del reconocimiento por el aniversario 40 del primer título nacional de Azuay. XCA

Con gran orgullo, Mora, con 66 años de kilometraje, recuerda aquel momento que lo dejó en la cúspide del deporte tuerca.

Antes de lograr el primer lugar en el campeonato de 1981, «Piti» cuenta que sus inicios en el automovilismo se dieron en 1975, cuando tenía 17 años. Luego de ello tuvo una pausa de al menos seis temporadas; sin embargo, eso le daría fuerzas para llegar motivado y preparar un vehículo para hacer historia en su trayectoria como piloto.

Junto a su inseparable amigo y compañero de equipo (copiloto), Oswaldo ‘Vado’ Torres alistaron al Mitsubishi Lancer modelo 1975- placa 72 ( categoría 1.600cc) y emprendieron el camino para ser parte de las 12 carreras del Campeonato Nacional, que mezclaba ruta, circuitos y también a los autódromos.

‘Piti’ Mora (d) junto a Oswaldo Torres; ambos lograron el Campeonato Nacional de Automovilismo en 1981. XCA

“Fue una experiencia inolvidable y una satisfacción grande tener este trofeo. Ganamos nueve de las pruebas y cosechamos tres segundos lugares, lo que nos permitió alcanzar el primer título absoluto del evento nacional. Antes de este logro hubo varios coterráneos que fueron ganadores por categoría, como Víctor Polo y Orlando Malo”, recuerda Mora.

publicidad

Entre varias anécdotas comenta el expiloto azuayo, que en aquella época la pugna por los primeros sitiales era fuerte, puesto que en competencia se encontraban los talentosos pilotos Hugo “Chino” Sosa, los hermanos Alfonso y Marcelo Darquea y Luigi Carvajal, por citar algunos.

“En ese entonces, en vez de la Vuelta a la República se organizaba la “1.000 millas Lagarto”, a eso sumamos los circuitos, y todo eso influyó para traer ese triunfo para la provincia. Nuestro auto se preparaba con mucho cariño, con poca plata, técnica y muchas malas noches (sonríe)”, añade el reconocido, ‘Piti’.

A pesar del talento detrás del volante, Enrique Mora tuvo su última competencia en 1989, en el Campeonato del Austro, con una válida en Guayaquil, dos en Cuenca, una en El Oro y una en Loja. De estas carreras el azuayo obtuvo cuatro victorias.

“Estuve pocos eventos, unos 38 en total si no estoy mal. Siempre estuve en el podio y me siento orgulloso que nuestros representantes continúen dejando a la provincia en lo más alto. Al ver mi auto llega a mi memoria tantos recuerdos y siento que el automovilismo y mi familia son mis pasiones…”. (IAA) (D)