La Asamblea devuelve la Proforma 2022 al Ejecutivo

Registro de la votación en el pleno de la Asamblea Nacional sobre la proforma presupuestaria. Asamblea
Publicidad

La Proforma Presupuestaria del 2022, que asciende a USD 33.899 millones, fue rechazada y devuelta al presidente Guillermo Lasso por parte del pleno de la Asamblea Nacional, las objeciones a la propuesta del Gobierno se centraron en la disminución de los presupuestos para la educación, salud, pago a jubilados y atención a la crisis carcelaria, así como el supuesto monto excesivo asignado al pago de la deuda externa.

Con 91 votos a favor, provenientes de los correístas de UNES, de la Izquierda Democrática y de Pachakutik; y 37 abstenciones que provinieron del Partido Social Cristiano y de CREO y sus aliados; se aprobó la resolución para observar la Proforma Presupuestaria del 2022 y la Programación Presupuestaria Cuatrianual 2022-2025, las cuales serán devueltas al Ejecutivo para que se revisen las asignaciones en ciertos sectores y se expliquen en otros.

La resolución fue presentada por la asambleísta Mireya Pazmiño (Pachakutik), presidenta de la Comisión de Régimen Económico, donde se debatió el tema; en la cual se pide al Ejecutivo revisar las asignaciones a los sectores de educación (USD 3.419 millones) y salud (USD 3.409 millones), a efectos de garantizar el incremento anual establecido en la Constitución, lo cual no se habría respetado en esta ocasión.
También se deberán revisar las asignaciones para las universidades y escuelas politécnicas. Karen Ochoa, representante del Consejo Universitario de la Universidad Central, puntualizó que pese a que todos los años aumenta el número de estudiantes que buscan acceder a la educación superior, los presupuestos siempre son mermados, lo que no permite el incremento de cupos y la reactivación de la investigación.

Otro de los sectores que para los legisladores no iba a ser atendido adecuadamente por el Ejecutivo, es el de los maestros jubilados, Cecilia Paredes, de la Coordinadora de Maestros Jubilados “Alfonso Yánez”, el presupuesto asignado por el Gobierno no permitirá cumplir con las 17 mil personas que al momento tienen pendiente recibir este derecho, pidió el cumplimiento del cronograma de pagos.

El presidente Guillermo Lasso también deberá corregir las asignaciones al Sistema Nacional de Rehabilitación Social, el cual no sería suficiente para lograr soluciones a la crisis carcelaria que atraviesa el país.

publicidad

Hay otros aspectos que el presidente deberá explicar o ampliar, como los montos que recibirá el país por la concesión de bienes y proyectos al sector privado; los mecanismos de financiamiento y el límite de endeudamiento; así como revisar las asignaciones para de la deuda externa, con el fin de priorizar la inversión en los sectores de salud, educación y obra pública.

Revés para el Gobierno

El Ejecutivo contará con 10 días para remitir un nuevo documento, sin embargo, la ley no le obliga a realizar este proceso, por lo cual podrá ratificarse en el texto original, que es lo que sucedió con la Proforma del 2021, la cual también fue devuelta por el pleno de la Asamblea.

Este, sin embargo, significa un revés para el Gobierno, que durante al actual período legislativo tampoco logró que se apruebe la Ley de Oportunidades, que también le fue devuelta sin ni siquiera debatirla.  

La próxima semana se espera el debate de la Reforma Tributaria, con la que se busca recaudar USD 1.900 millones, el asambleísta Juan Carlos Flores (CREO) advirtió sobre el bloqueo continuo que las propuestas presidenciales tienen en la Asamblea, lo cual también estaría “bloqueando la reactivación económica del país”.