De realidades y ficciones

Ana Abad R.

Publicidad

“La invasión de los mineros” podría ser el título de una película de terror, sin embargo, es la peligrosa y nefasta realidad del país, el Gobierno está entregando en “bandeja de oro” el territorio nacional de espaldas a las decisiones democráticas del pueblo ecuatoriano mientras los defensores de la naturaleza son perseguidos, encarcelados y asesinados como sucedió en la última masacre penitenciaria con Víctor Guaillas –hasta ahora no hay respuesta del Estado sobre su cuerpo–. Otra de ciencia ficción con detalles aterradores podría llamarse “La Guerra y la Paz” por la oferta hecha, desde la cárcel, del líder de uno de los carteles del narcotráfico para convertirse en mediador entre las autoridades y los demás grupos delincuenciales vinculados al tráfico de drogas que operan en el país. “La gran apuesta” podría ser otra producción cinematográfica nacional en la que los cultores y devotos del neoliberalismo pretenden caer parados y con ventaja mientras el resto del país vive una profunda crisis y el pueblo “pide pan, no le dan/ piden queso, les dan hueso” y en el caso de los presos hasta les cortan el pescuezo. “No escucho, no veo, no hablo” podría ser la serie de ficción en la que el señor Lasso construye una realidad paralela “en el país del dialogo”. (O)

publicidad