La «influencer» Kenia Os disfruta de su faceta más inesperada, la música

MEX8149. CIUDAD DE MÉXICO (MÉXICO), 26/11/2021.- Fotografía sin fecha, cortesía de Sony Music México, de la influencer, Kenia Os, mientras posa en la Ciudad de México (México). De "influencer" a empresaria y de empresaria a cantante, la mexicana Kenia Os no ha dejado de explorar nuevas facetas como figura pública y tras formalizar su vertiente en la música confiesa haber puesto el ojo en la actuación. EFE/Sony Music México/SOLO USO EDITORIAL/SOLO DISPONIBLE PARA ILUSTRAR LA NOTICIA QUE ACOMPAÑA(CRÉDITO OBLIGATORIO)
Publicidad

 De «influencer» a empresaria y de empresaria a cantante, la mexicana Kenia Os no ha dejado de explorar nuevas facetas como figura pública y tras formalizar su vertiente en la música confiesa haber puesto el ojo en la actuación.

«Siempre puedes hacer de todo un poco teniendo a las personas correctas en tu equipo, administrándote y siguiendo tu agenda», cuenta Os, de 22 años, este viernes en entrevista con Efe.

Kenia se sincera cuando dice que su sueño no era ser cantante, conoció la fama muy joven a través de sus blogs de video y con el tiempo ha ido expandiendo sus horizontes.

«Toda mi familia por parte de mi mamá canta hermoso y yo sabía que tenía voz pero tenía miedo. No creía que podía ser (cantante) y no me veía en un escenario», relata.

Esos miedos se disiparon la primera vez que pisó un estudio de grabación en donde cantó «Por siempre», un tema que hasta la fecha la acompaña y del que siente orgullosa por haberlo convertido en un himno para bodas.

publicidad

«La primera vez lloré y lloré, no creía que podía hacerlo y ahora estoy como ‘pez en el agua’, que bueno que me atreví. La música es una de mis actividades favoritas», cuenta Os , quien se confiesa gran admiradora de cantantes como Miley Cyrus, Selena Gómez, Ariana Grande, entre otras.

Desde ese debut musical en el 2018 a la actualidad, Kenia ha mostrado gran diversidad musical que va del urbano al pop y de ahí al pop más puro y a las baladas.

«Me gustan todos los géneros, me siento muy estable. Donde más cómoda me siento es en el pop urbano, pero no tengo miedo a experimentar, también hice del reguetón ‘sucio’ y me gustó, creo que al experimentar crezco como artista», asegura.

Lo impredecible que fue su incursión a la música la hizo tener que prepararse en diferentes ámbitos, intentó tener una formación instrumental y aunque eso no fue lo que esperaba, no abandona sus lecciones de canto.

«Soy muy auditiva, fui a clases de piano pero no era para mí, yo solamente sé componer y cantar, lo técnico no me funciona, yo aprendo más en la práctica», asegura la joven.

UN PASO MÁS

El sencillo recién lanzado de la cantante, «La noche» es el comienzo de una estrecha relación con el sello discográfico de Sony. Así lo afirma la propia Kenia, quien se siente «más estable» en el proyecto musical que lidera.

«Tengo mucha libertad para crear, para hacer buena música, lo único que cambia es la parte de promoción y de lo digital que es algo que yo no estaba tan acostumbrada, pero siento el proyecto con más formalidad», cuenta.

Con «La noche» Kenia hace un viaje a los años 60 y 70 tanto en lo visual como con toques sonoros que rememoran la música disco.

«Me encantan todas las épocas, disfruto muchísimo hacer sesiones temáticas, me llama la atención lo que se vivía en esa época y sobretodo la moda», dice la joven quien también es dueña de una marca de cosméticos.

Esta es la primera probada de una línea musical que no necesariamente estará centrada en la moda disco, pero que mostrará «una nueva faceta» de Os, según lo describe la propia cantante.

Entre sus próximas metas está convertirse en actriz y algún día espera llegar a ser la voz de una princesa de Disney.

«Me gustaría muchísimo actuar, nos han llegado varias propuestas, pero ahí no importa el nombre que tengas o tu carrera, es otro mundo, ahí tienes que hacer ‘casting’ y no he quedado en ninguno pero espero pronto quedar en alguno», asegura. EFE