El ministro de Turismo Niels Olsen dice que el país no cerrará fronteras por la nueva variante

Vista de la frontera entre Ecuador y Perú. Foto: La República
Publicidad

El ministro de Turismo, Niels Olsen, señaló este lunes en Miami (EEUU) que la nueva variante de la covid-19, llamada ómicron, ha traído nerviosismo al sector a nivel global, no obstante las autoridades de la nación suramericana no tienen previsto cerrar sus fronteras.

En declaraciones a Efe, Olsen agregó que en el transcurso de hoy se prevé que la Administración del presidente del país suramericano, Guillermo Lasso, anuncie nuevos «lineamientos» de seguridad, los cuales no contemplan el cierre de fronteras a visitantes extranjeros, tal como ya lo han hecho países como Israel y Japón.

«Los protocolos de bioseguridad en Ecuador han funcionado muy bien», y en general los ciudadanos respetan el uso de mascarillas y se lava las manos a menudo, manifestó Olsen, quien destacó en ese sentido la labor de la cartera de Salud.

El ministro de Turismo puso de relieve que para el mes de diciembre se espera que en Ecuador el 85 % de los mayores de cinco años esten con la pauta completa de vacunación contra la covid-19.

Al frente de una delegación compuesta por una veintena de empresarios turísticos del país andino, Olsen ha iniciado este lunes en Miami una visita comercial que continuará a lo largo de la semana en las ciudades de Fort Lauderdale (Florida), Houston (Texas), Atlanta (Georgia) y Nueva York.

publicidad

Durante esos días la delegación promocionará a Ecuador «como destino sostenible y abierto a visitantes internacionales», explicó el ministro, quien espera con esta «road show» fortalecer los lazos con los operadores y promotores turísticos en Estados Unidos, donde está el principal mercado para el país andino.

Un sector muy castigado por la crisis que trajo la pandemia del coronavirus y que motivó en la llamada «industria sin chimeneas» de Ecuador la pérdida de 125.000 empleos, de los que ya se han recuperado unos 80.000, este país busca reactivar el turismo internacional con la meta de alcanzar los dos millones de visitantes internacionales hacia el año 2025.

La cifra supone un 40 % más de lo registrado en 2019, es decir antes del estallido global de la pandemia, cuando entonces sumaron 1,4 millones los turistas desde el exterior.

Olsen resaltó medidas de cara a ese objetivo como la eliminación del Impuesto a la Salida de Divisas (ISD), para las aerolíneas internacionales, y pronto se prevé lo mismo para las nacionales, además del inicio de operaciones en diciembre de EquAir, la nueva aerolínea nacional que tomará la posta de la liquidada empresa estatal de aviación Tame.

EquAir empezará con vuelos domésticos entre las ciudades de Quito y Guayaquil, y la conexión de estas con las Islas Galápagos.

El ministro reveló asimismo las gestiones de su despacho con la Cancillería ecuatoriana de cara a la creación de una visa «que permita el trabajo remoto» desde Ecuador para trabajadores internacionales. EFE