- Publicidad -
Inicio Deportes Deportivo Cuenca Deportivo Cuenca tiene casi completa su cuota foránea para 2022

Deportivo Cuenca tiene casi completa su cuota foránea para 2022

Nadie puede garantizar su continuidad, sin embargo, cuatro argentinos tienen contrato hasta el próximo año

Lucas Mancinelli, Federico Jourdan y Diego Dorregaray fueron tres de los cuatro refuerzos extranjeros del Deportivo Cuenca 2021.

Para la próxima temporada Deportivo Cuenca tiene casi copado el cupo de extranjeros. El reglamento permite cinco refuerzos de otro país, el Expreso Austral solo tiene un cupo disponible porque los argentinos Eric Tovo, Federico Jourdan, Lucas Mancinelli y Diego Dorregaray tienen contrato hasta 2022.

Dorregaray tuvo una regularidad importante en 2021. Fue el jugador con más minutos en cancha pese a tener dos partidos menos que Andrés Chicaiza. El “Mago de Otavalo” terminó el año como el jugador con más cotejos de titular y con mayor número de asistencias en el Expreso Austral.

El delantero argentino también cerró el año como goleador del equipo. Sus 14 goles en 27 partidos le ubicaron entre los cinco máximos anotadores del club en la última década, después de sus compatriotas Andrés Ríos (2013), Juan Dinenno (2017) y Raúl Becerra (2016, 2019).

Dorregaray tenía previsto conseguir la nacionalidad ecuatoriana a principios de temporada, pero al tardarse el trámite y al aproximarse la competición el club terminó inscribiéndole como parte de la cuota foránea.

Según información del Ministerio de Relaciones Exteriores y Movilidad Humana, para obtener la nacionalidad ecuatoriana por carta de naturalización el interesado debe residir al menos tres años en el país de forma regular y continua a la fecha de ingreso de la solicitud.

Dorregaray llegó al Ecuador en 2017 como refuerzo del Guayaquil City. En 2018 saltó al argentino Defensores de Belgrano, pero desde 2019 hasta la fecha se mantuvo activo en el balompié ecuatoriano, primero con Técnico Universitario y después con Deportivo Cuenca.

Lucas Mancinelli tuvo un año difícil. Una operación de rodilla le marginó de las canchas alrededor de seis meses. La muerte de su padre fue otro episodio que le obligó a desatenderse del entrenamiento por unos días.

En 2020 fue el goleador del equipo junto con Dorregaray. Los dos anotaron siete goles. Su rendimiento hizo que Juan Padilla, representante del Grupo Inversor, anuncié su renovación por dos temporadas como “Jugador Franquicia”.

Jourdan llegó en medio de una gran expectativa de parte de los hinchas, pero le faltó regularidad. El único partido que disputó los 90 minutos fue contra Liga de Quito en el mes de abril.

Con Sanguinetti estuvo en la banca cinco partidos incluyendo el de la última fecha contra Independiente del Valle. A media temporada su nombre estuvo en una lista de transferibles, luego las partes llegaron a un acuerdo para mantener vigente el contrato.

Tovo fue el más irregular. Si bien una de sus fortalezas es ir al área contraria y buscar el gol con sus casi dos metros de estatura; las lesiones, expulsiones (2) y errores constantes de cobertura lo marginaron de la titularidad. Sus faltas antirreglamentarias incluso derivaron tres penales en contra. La COVID-19 tampoco le ayudó. Durante un mes no entrenó por contagio. (BST)-(D)

Salir de la versión móvil