Los universitarios demuestran que “el básquet no está muerto”

Los equipos femenino y masculino de la Universidad del Azuay celebran los títulos interuniversitarios. Bolívar Sinchi/El Mercurio
Publicidad

Alrededor de 500 espectadores enviaron implícitamente un llamado de atención a las autoridades universitarias para que sean más empáticas con el deporte y se borre de una vez por todas aquella etiqueta que las califica como “cementerios de los deportistas”.

Al llenar el Coliseo Julio Abad, de la Universidad de Cuenca, mostraron el interés que hay de los jóvenes por apoyar y practicar el deporte, en especial el baloncesto.

El escenario quedó pequeño ante el interés que hubo por presenciar las finales del Torneo Interuniversitario que organizó la Carrera de Pedagogía de la Actividad Física y Deporte de la Facultad de Filosofía en homenaje al profesor Julio Abad (+).

Después de cuatro intensas horas de juego -con sus descansos reglamentarios-, la Universidad del Azuay se proclamó campeón en mujeres y varones bajo la dirección técnica de los hermanos Xavier y Andrés Espinoza, respectivamente. En las finales vencieron a los anfitriones.

“Aquí el básquet no está muerto, tenemos que reactivarnos, lo importante es que las universidades se involucren con el deporte”, dice Andrés quien compitió con un equipo que lleva cuatro años de trabajo y representa a la provincia en la Liga Nacional con el Club Triple E. “Si no seguimos procesos, no hay resultados deportivos”, añade.

publicidad

Damián Quezada, DT de la Estatal, sostiene que su equipo trabajó menos de un mes luego de realizar una convocatoria. “Esperemos que las autoridades motiven y hacer los años obligatorios que ya no está tan vigente aquí dentro del régimen académico. Fuera interesante que haya esa situación para poder hacer un club”. (BST)-(D)

Detalle

Universidad Católica de Cuenca se adjudicó el tercer lugar en mujeres y varones al vencer a Universidad Politécnica Salesiana.