Dirigentes barriales trabajan con la policía comunitaria en la prevención para reducir delitos

Jornadas dedicadas a los niños son parte de las actividades que los dirigentes barriales solicitan a la Policía Comunitaria. Cortesía
Publicidad

Capacitaciones, planes estratégicos, comunicación directa son algunas de las estrategias que la unidad de Policía Comunitaria de la Policía Nacional ejecuta en conjunto con representantes de los diferentes barrios de Cuenca.

Marco Muñoz, analista de Policía Preventiva Comunitaria de la Subzona Azuay, explicó que el trabajo conjunto con los representantes de los barrios de la ciudad se orienta a la prevención de hechos violentos y actos delictivos.

El trabajo que realiza esta unidad es con los directivos legalmente constituidos y que se estén registrados en la Federación de Barrios de Cuenca. En total existen 44 Unidades de Policía Comunitaria en la ciudad.

“Cuando la ciudadanía llega donde el agente de seguridad entra en acción una trilogía de trabajo que vincula a autoridades municipales y del Estado Central, comunidad y policía”, puntualizó Muñoz.

Además, en el primer acercamiento realizan una evaluación de las principales problemáticas del sector y en base a los resultados elaboran un único plan de ejecución que prevé acciones a corto, mediano y largo plazo.

publicidad

El funcionario policial destacó que, sin importar quienes estén al frente de la Unidad de Policía Comunitaria, el plan estratégico se cumple hasta lograr los objetivos planteados. Esto en referencia a los constantes traslados que tienen los policías.

Acciones

Muñoz informó que comúnmente los barrios presentan necesidades generadas por delitos como el robo a domicilio, violencia intrafamiliar, falta se señalización vial, de iluminación pública y de un sistema de seguridad ciudadana.

“Según los hechos de mayor incidencia, los planes de acción se plantean para un cumplimiento de hasta un año y trabajamos estableciendo prioridades”, explicó Muñoz.

Barrios como la ciudadela Las Retamas, en la parroquia Totoracocha, trabajan en planes preventivos en contra de los actos delictivos que se registran en este sector.

Fernanda Ortega, vicepresidenta de la ciudadela Las Retamas, informó que mantienen contacto directo con los agentes policiales, quienes reportan de los resultados de investigaciones y de información que levantan en la zona.

“Actualmente están ejecutando un proyecto en el que la Policía determinará las clases de negocios que se están abriendo en nuestro barrio. También nos capacitan en los tipos de robo que se registran mayormente y la forma de cómo protegernos”, dijo.
El trabajo conjunto en este sector lo desarrollan desde hace cuatro años. En una breve evaluación de la efectividad de este acercamiento, Ortega puntualizó que en un 80 por ciento reciben ayuda inmediata en diferentes asuntos por parte de los oficiales comunitarios. (CLP) (I)