Alejandro Serrano Galarza recibe el título de «Profesor Honorario» de la UIDE

Alejandro Serrano Galarza recibió el título de “Profesor Honorario”. Xavier Caivinagua/El Mercurio
Publicidad

La Universidad Internacional del Ecuador (UIDE) entregó el título de “Profesor Honorario” al doctor Alejandro Serrano Galarza, quien tiene una trayectoria de varias décadas, tiempo en el cual ha practicado más de 30.000 procedimientos de anestesias.

La emotiva ceremonia protocolaria que convocó a reconocidos galenos del país, destacados profesionales de otras áreas, así como autoridades públicas, se desarrolló la noche del miércoles en el Salón Tomebamba del hotel Oro Verde.

Gustavo Vega Delgado, rector de la UIDE, destacó que los homenajes se realizan en vida. “Hay personalidades en Cuenca que tienen que ser honrados a nivel nacional, uno de ellos es Alejandro Serrano Galarza, pionero de la anestesiología científica en Ecuador”.

“Además, se trata de homenajear a las personas mientras siguen vivas y productivas. Alejandro Serrano Galarza es una personalidad, lúcida, un gran conversador y dueño de una memoria acumulada no solo de la medicina sino de la vida entera del país, es así que la UIDE decidió a nivel del Honorable Consejo Superior entregar el título de Profesor Honorario”.

De su lado, Alejandro Serrano Galarza, de 91 años, expresó su satisfacción por este reconocimiento. “Estos homenajes nos llenan. Ni en el sueño más profundo hubiera creído que una fuente tan importante del saber y del futuro de la nación como la Universidad Internacional del Ecuador hubiera llegado a este humilde médico de la ciudad de Cuenca, para reconocer el trabajo de 62 años, en el que día y noche traté de cumplir un deber que me impulsó la vida desde el 1 de febrero de 1955, fecha en la que ingresé al hospital San Vicente de Paúl en mi calidad de interno anestesista y que terminó profesionalmente como médico el 31 de octubre de 2020”.

publicidad

Su don de gentes y buen sentido del humor se hizo presente en su discurso cuando sostuvo que “Muchos de los distinguidos amigos, colegas y familiares que están aquí presentes no habrían nacido todavía y se preguntarán ¿qué es un anestesiólogo o quién es este personaje? En palabras de alguien con humor negro, respondería: es una persona semidormida que cuida de otra semidespierta”. (I)