- Publicidad -
Inicio Gastronomía Un restaurante de Cuenca junta gastronomía y artesanías 
en un mismo lugar

Un restaurante de Cuenca junta gastronomía y artesanías 
en un mismo lugar

Pablo Álvarez es el fundador de Cavia, un restaurante que le apuesta a la comercialización de productos artesanales. Andrés Mazza/El Mercurio

Pablo Álvarez siempre ha estado relacionado con el cooperativismo. En principio, desde el ámbito financiero. Sin embargo, había una idea que le rondaba la cabeza: fundar un restaurante en el que no solo haya comida típica del Azuay, sino que el espacio también sirva para que los artesanos de la provincia expongan y comercialicen su arte. Bajo ese concepto surgió Cavia, un restaurante en el que los visitantes pueden encontrarse con los productos hechos a mano por un grupo de artesanos de la ciudad.

Para ello, Álvarez se juntó con los integrantes de AYNI, un espacio de artistas que pertenecen a la Cooperativa de Producción Artesanal. Usando las mismas estrategias del cooperativismo, los artesanos y Pablo acordaron que sus productos se ubicaran en distintos espacios del restaurante, cuya inauguración fue hace una semana.

Al ingresar al restaurante, los comensales se encontrarán con varias salas. En cada una de ellas están los productos de los artesanos: sombreros de paja toquilla, cerámica, arte en metal, entre otros objetos. Una de las ventajas de la exposición de los trabajos artesanales es que se explica cómo fueron elaborados y quiénes están detrás de los productos. “Mi idea siempre fue tener un restaurante pero que tuviera una identidad con lo nuestro. Hablamos de otra gastronomía, pero no de la nuestra. Y a eso le agregamos el trabajo de los artesanos que también tienen una identidad con el Azuay”, dijo Álvarez.

En el espacio gastronómico hay salas de exhibición y comercialización de los trabajos de los artesanos. Andrés Mazza/El Mercurio


Por esa razón es que Pablo, junto a su familia, decidió dar el salto de lo planificado a lo real para que el negocio saliera y diera una oportunidad económica no solo a ellos, sino a los artesanos Otra de las propuestas de Pablo Álvarez dentro de su restaurante fue darle espacio también a los productores locales.

Uno de ellos es el gironense Sebastián Peralta, quien elabora cerveza artesanal en Girón.Al saber que Cuenca tiene un gran número de consumidores de cerveza, se decidió que Cavia tuviera una bebida local para así fomentar lo que tiene la provincia del Azuay. Con todo ello, y a medida que avance el negocio cooperativo, una siguiente idea es continuar habilitando espacios para otros productos que ayuden a fortalecer la identidad cuencana y azuaya. (I)

Salir de la versión móvil