La segunda semana de enero cerró con 42.000 nuevos contagios, la cifra más alta de toda la pandemia en Ecuador

Vista de integrantes del equipo de salud que trata a pacientes con covid-19 del hospital Iess del Sur en Quito (Ecuador), en una fotografía de archivo. EFE/José Jácome
Publicidad

La presencia de la variante ómicron disparó el número de casos de COVID-19 en el país, por esta razón las autoridades decidieron retornar al “semáforo rojo” a 193 cantones y 26 al amarillo; por el nivel de riesgo que enfrentan, en estos lugares se regresará a las clases virtuales, apenas en dos ciudades que están en “verde” se podrán efectuar clases semipresenciales.

José Rúales, viceministro de Salud, expuso la forma en que los casos se han ido incrementando, en la semana de Navidad se llegó a los 4.000 contagios, en el fin de año a los 8.000, la primera semana del 2022 se alcanzó los 15.000 casos y la segunda semana de enero se cerró con 42.000 nuevos contagios de covid-19 reportados oficialmente.

“Es el número más alto de toda la pandemia”, afirmó el funcionario, quien recalcó que se espera que la actual semana sea “la más crítica”. Pese a que ómicron produce, en su mayoría, casos leves, Rúales afirmó que el nivel de contagiados es tal que se está empezando a ejercer una fuerte presión al sistema de salud, al momento están ocupadas el 56 % de las camas de hospitalización de la red pública y el 84 % de las camas de las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), el 70 % de quienes se complican no cuenta con el esquema completo de vacunación.

Este aumento de casos llevó a que el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) Nacional retornara al “semáforo rojo” a 193 cantones que se encuentran en alto riesgo; 26 ciudades con mediano riesgo pasarán a semáforo amarillo y solo dos cantones: Shushufindi y Sucumbíos, en la provincia de Sucumbíos, se quedarán en “verde”.

publicidad