Mensaje

Catalina Sojos

Publicidad

La decisión de ampliar el área de reserva marina en las Galápagos marca un hito en la historia del Ecuador como país que se involucra con el cambio climático y se constituye en la reserva marina de mayor extensión en el planeta; “un océano protegido nos protegerá a todos del cambio climático”, asegura Guillermo Lasso, presidente actual ecuatoriano y continúa «puede que seamos un territorio de dimensiones pequeñas, puede que nuestra huella ambiental sea ínfima comparada con la de países más ricos, pero, el planeta también es nuestro y hoy ante el desafío de protegerlo nos agrandamos más» en una ceremonia que reunió a invitados especiales. De esta manera, se facilita un corredor megadiverso en el que surgirán nuevas camadas de peces, tiburones, corales y la mayoría de tesoros biológicos con la protección de sus especies; con el acuerdo alcanzado entre los cuatro países del Pacífico tropical, se busca un manejo sostenible de las islas del Coco (Costa Rica), Galápagos (Ecuador), Malpelo (Colombia) y Coiba (Panamá) y se conserva ese corredor marino que fluye entre ellas, considerado uno de los más biodiversos del mundo. Este mensaje de Ecuador para el mundo llega puntual en una época en la que, aparentemente, los virus, el progreso y el enriquecimiento ilícito son la pesca fatal de cada día; he aquí, amigo lector, que las decisiones bien tomadas son dignas de aplauso y marcan el futuro de nuevas generaciones. Lo estamos comprobando. (O)

publicidad