Ecuador vive una semana crítica por la pandemia

Creen que la reducción de los aforos al 30 % para los municipios en rojo, contribuirá a rebajar la cifra de contagios.

Guayaquil.- En esta ciudad, la más afectada por los contagios, no se detiene la vacunación anti covid.API
Publicidad

Ecuador aplica desde ayer estrictas medidas de vigilancia epidemiológica y restricciones de aforo, tras un salto exponencial del 300 % en los contagios de covid-19 y superar la peor semana desde que comenzó la pandemia con 42.000 casos.

A fin de rebajar la incidencia de contagios disparados en buena medida por la variante ómicron, las autoridades colocaron el domingo a la mayoría de municipios en “luz roja” del semáforo epidemiológico:

Guayaquil

La alcaldesa de Gayaquil, Cynthia Viteri, alertó que las camas uci en los hospitales de la ciudad están “ocupadas en su totalidad” y que en menos de cuatro días los fallecimientos por la enfermedad subieron de la decena a 14 por día.

Viteri amenazó con sancionar a los centros educativos que no se acojan a la medida de retorno a la virtualidad y advirtió que podría clausurarlos.

En una rueda de prensa, el coordinador municipal de Salud, Carlos Farhat, advirtió que en esa ciudad “la mortalidad es una tendencia al alza incuestionable”.

publicidad

Mientras que en la penúltima semana fallecieron 77 pacientes en promedio, la pasada semana lo hicieron 98, que valoró como “un incremento considerable que marca la gravedad de lo que estamos viviendo”, afirmó el funcionario.

Respecto al indicador de la magnitud de la positividad, refirió que la semana anterior se registraban en pruebas diagnósticas 901 positivos diarios, mientras que en la actualidad la cifra se sitúa en 1.547 al día de promedio.

Ante el temor de que se repita una situación similar a vida en 2020, las autoridades municipales ratificaron la decisión de no autorizar eventos masivos y mantener un aforo de 30 % para el trabajo presencial.

Quito

El director médico del hospital Pablo Arturo Suárez, Dany Chávez, reconoció a Efe que tanto el área de hospitalización —que incluye pacientes intermedios y moderados— como el de la unidad de cuidados intensivos han venido creciendo en las últimas semanas.

“Ahora mismo estamos con un porcentaje de ocupación de más del 90 %”, refirió el especialista antes de precisar que el 70 % de las hospitalizaciones son de pacientes no vacunados o sin la pauta de inmunización completa, a los que se suman el 20 % de vacunados con otras comorbilidades.

Predominio

Pese a que en el país no se realiza la secuenciación de todos los positivos, Chávez manifestó que los facultativos asumen, en función de los síntomas clínicos que presentan los pacientes, “que la mayoría de los casos está generada por la variante ómicron”.

Los responsables sanitarios creen que las nuevas medidas anunciadas respecto a la reducción de los aforos al 30 % para los municipios en rojo, contribuirán a rebajar la cifra de contagios en tanto se reduzcan las opciones de aglomeraciones y encuentros no esenciales.

Aeropuerto reduce el aforo

El Comité de Operaciones de Emergencia (COE) redujo desde el mediodía de ayer a 30 % el aforo en áreas públicas del aeropuerto Mariscal Sucre de Quito, con el propósito de tratar de frenar el avance de la pandemia.

Una fuente de la corporación Quiport indicó a Efe que el aforo hasta este mediodía era del 50 % y ratificó que únicamente puede ingresar a la terminal un acompañante para recibir o despedir a viajeros.

En caso de que se alcance el límite permitido solo podrán ingresar quienes vayan a viajar y deberán presentar a la entrada su pase de abordar o boleto aéreo.

Quito es la más golpeada por la pandemia de la covid-19 pues ha acumulando 203.973 casos confirmados con el virus, por lo que el COE ha colocado a la ciudad en color rojo por el riesgo epidemiológico que representa.

Para ingresar en cualquier área del aeropuerto se requiere presentar el carné de vacunación con las dos dosis, medida vigente desde el pasado 10 de enero.

Quito, así como en las otras 192 están en rojo y por ello se suspendieron las clases presenciales en la semana del 17 al 21 de enero a fin de salvaguardar la salud de los menores y docentes de las instituciones fiscales, municipales y particulares del país. (EFE).- (I).