- Publicidad -
Inicio Educación Las clases virtuales deben desarrollarse según las necesidades de los estudiantes

Las clases virtuales deben desarrollarse según las necesidades de los estudiantes

Las clases, por esta semana, continuarán a través de la virtualidad. No habrá presencial en ningún sostenimiento. Xavier Caivinagua/El Mercurio

A distancia y virtual: estas modalidades, desde ayer, volvieron a entrar en vigencia en el sistema de educación público y privado por el aumento exponencial de contagiados con COVID-19 en Ecuador.

La medida, por ahora, regirá hasta el próximo 21 de enero. Ese día, a las 15:00, el Comité de Operaciones de Emergencia nacional y los ministerios de Salud y Educación volverán a informar si se mantienen las clases no presenciales o si hay algún cambio.

Mientras tanto, en el caso de Azuay, todos los cantones, a excepción de Pucará, que puede mantener las clases en las aulas, la enseñanza deberá acogerse a las modalidades establecidas por el Ministerio de Educación.

“La suspensión es para todas las instituciones particulares, fiscales, fiscomisionales y municipales… pero no son vacaciones, que quede muy claro eso. Por favor, tomemos de una manera seria por la situación actual que estamos viviendo”, dijo a diario El Mercurio Miguel Pesántez, coordinador de la zona 6 del Ministerio de Educación.

Tras las disposiciones del COE, la coordinación zonal 6 mantuvo una reunión con los directores distritales de las provincias de Azuay, Cañar y Morona Santiago para informar de los lineamientos básicos que deberán cumplirse en cada una de las instituciones educativas.

En primera instancia, las clases se mantendrán de acuerdo a la situación de cada establecimiento educativo. En cuanto a los contenidos que se impartirán, el coordinador de Educación dijo que no es momento de “correr a velocidad” para cumplir con las mallas curriculares, sino más bien hacer seguimientos y ayudar a los estudiantes que tienen distintas necesidades.

“Vamos a estar en un ámbito pedagógico de acuerdo a la necesidad, de acuerdo a cada estudiante que necesite atención. La educación sí ha tenido un retraso… hay estudiantes de cuarto grado, de quinto grado que no saben leer”, agregó Pesántez.    

Vacunación

La semana pesada, las clases tanto presenciales como virtuales se suspendieron en el ámbito fiscal, ya que el objetivo fue que las familias lleven a los menores de edad a completar su esquema de vacunación.

Según datos del Ministerio de Educación, en el caso de Azuay, la colocación de la primera dosis entre niños de 5 a 11 años llegó al 97%, mientras que, entre los adolescentes de 12 a 17 años, llegó al 96%.

En cambio, el 86% de niños entre 5 y 11 años ya se colocó la segunda dosis, mientras que, el 89% de niños de 12 a 17 años también ya completó su esquema de vacunación.

Se espera que los porcentajes en Azuay, uno de los más altos en Ecuador, siga aumentando en esta semana, en la que se recomienda que los niños y adolescentes no salgan de sus viviendas a menos que sea para vacunarse.

“Por esta semana recomiendo que se eviten las visitas, los contactos físicos y deportivos, desinfectar las zonas que se usan constantemente y que vacunen a los niños que sí puede recibir la vacuna. No nos arriesguemos”, recomendó a El Mercurio la pediatra Fernanda Llanos.

Hasta la fecha se han registrado 134 estudiantes y 91 docentes contagiados en Cuenca. Si bien el número es menor si se compara con los casos positivos registrados en otros ámbitos, la recomendación de la coordinación de la zona 6 del Ministerio de Educación es que las familias sean responsables en estos días de contagios comunitarios.

Lineamientos escolares

Una vez que se volvió a instaurar el sistema de semaforización en Ecuador para establecer el nivel de riesgo en cada uno de los cantones, el Ministerio de Educación también preparó un documento que contiene una guía de medidas para estudiantes, docentes y personal administrativo de instituciones que se encuentren en semáforo verde y amarillo.  

Entre estas están el uso de mascarilla de todos los estudiantes, que tengan más de dos años de edad, de los docentes y el resto del personal; el establecimiento de rutas de acceso diferenciadas en las instituciones para evitar aglomeraciones; y contar con servicios básicos para el aseo de los estudiantes.

Mientras que, sea cual fuere la situación de los cantones, el Ministerio de Educación informó que todas las instituciones educativas deben monitorear el bienestar docente y estudiantil y asegurar medidas de apoyo psicosocial a los estudiantes. (I)

Salir de la versión móvil