Johnson descarta que la OTAN envíe tropas a Ucrania ya que no es miembro

Publicidad

El primer ministro británico, Boris Johnson, descartó que la OTAN movilice tropas dentro de Ucrania para prevenir una invasión rusa debido a que Kiev «no es miembro» de la organización internacional de defensa.

En una comparecencia en la Cámara de los Comunes, Johnson dijo que Rusia afronta «sanciones sin precedentes», impuestas por los aliados occidentales, si decide invadir al país vecino, al tiempo que aseguró que las tensiones actuales pueden aún resolverse «por la vía diplomática».

El presidente de la comisión parlamentaria de Defensa, el diputado conservador y militar Tobias Ellwood, preguntó al jefe del Gobierno si, para disuadir a Rusia, no sería mejor atender el llamamiento de ayuda de Kiev y «movilizar una presencia considerable de la OTAN en Ucrania, utilizando el poder superior de la alianza para hacer que (Vladímir) Putin se lo piense dos veces antes de invadir otra democracia europea».

«Debo decirle que no creo que eso sea una opción probable a corto plazo. Ucrania no es miembro de la OTAN. Pero lo que podemos hacer, y estamos haciendo, es enviar tropas para apoyar» a los ucranianos, en alusión al equipamiento militar «defensivo» y un centenar de formadores enviados por Londres, declaró el jefe del Gobierno.

Johnson explicó que el Reino Unido, que lidera el contingente de la OTAN en Estonia, se planteará además aportar tropas adicionales si la Alianza Atlántica decide tomar medidas «para proteger a sus aliados en Europa», aunque eso no implica enviarlas a Ucrania.

publicidad

El líder conservador aseguró que los países aliados contra Rusia, como Estados Unidos y la Unión Europea, que anoche mantuvieron una reunión telemática, permanecen «unidos» y ultiman los preparativos para esas sanciones que impondrían si Moscú lanza una ofensiva contra Kiev.

«Coincidimos en que responderíamos al unísono a cualquier ataque de Rusia contra Ucrania, imponiendo sanciones severas y coordinadas, más duras que nada de lo que hayamos hecho hasta ahora contra Rusia», afirmó.

El primer ministro opinó asimismo que una posible invasión de Rusia a su país vecino sería «trágica y futil», así como «contraproducente», pues no lograría su pretensión de mantener lejos de sus fronteras a la OTAN.

Según Johnson, los ucranianos lucharían «con tenacidad» y «el baño de sangre sería comparable a la primera guerra en Chechenia o a la de Bosnia». EFE