- Publicidad -
Inicio Opinión Editorial Covid y contradicciones

Covid y contradicciones

La nueva ola de la pandemia saca a relucir al Ecuador contradictorio, como al inicio sacó a flote a esa parte del país corrupto.

El Comité de Operaciones Emergentes (COE nacional), fundamentado en informes epidemiológicos autoriza la vuelta a clases presenciales, de forma progresiva y optativa.

Pero el COE cantonal de Guayaquil, liderado por la alcaldesa, Cynthia Viteri, dice no a esa modalidad educativa. Se fundamenta en el alto nivel de contagios e incluso de muertes por Covid-19.

Ha clausurado los planteles educativos por no acatar la resolución municipal, en franca contradicción con el COE nacional.

Este organismo, asimismo ha resuelto no autorizar la presencia de público en el estadio donde, este jueves, jugará la selección de fútbol de Ecuador con su similar de Brasil.

Mientras, es evidente la aglomeración de pasajeros en el transporte público, ni se diga en los buses de servicio urbano. La revisión de los carnets de vacunación se cumple a medias; y esto es.

Situación similar ocurre en los centros comerciales, grandes o pequeños; igual en las ciudades donde el comercio informal concentra a miles para sobrevivir.

Además, como dicen los epidemiólogos, la vacunación, incluso la tercera dosis, no es garantía de inmunidad total. Una persona en estas condiciones puede contagiarse y contagiar a los demás.

La semana anterior, para enfrentar el brote de contagios el COE nacional declaró en rojo el semáforo epidemiológico en 193 cantones, 26 en amarillo y dos en verde.

Se acentuó el miedo, más si los hospitales comenzaron a llenarse con pacientes covid.

Una semana después cambia diametralmente la situación tras evaluar el índice de riesgo epidemiológico. Sobrevienen las nuevas disposiciones, calificadas como “apresuradas” por los especialistas. Estos advierten la cercanía del Carnaval, caracterizado por aglomeraciones y relajamiento total.

No minimizar los casos, comunicar de forma correcta, entender la realidad, proseguir con la vacunación, harían bien para evitar contradicciones y decisiones unilaterales.

Salir de la versión móvil