La Izquierda Democrática propone nuevos plazos para el aborto por violación y Hervas responde por los bloqueos en Twitter

Rueda de prensa de la Izquierda Democrática. Cortesía
Publicidad

Los principales representantes de la Izquierda Democrática desarrollaron una rueda de prensa la mañana de este martes 8 de febrero del 2022 para informar su postura sobre la despenalización del aborto por violación, que ha generado polémica en los últimos días y una discusión interna.

En la rueda de prensa estuvieron el presidente nacional del partido, Guillermo Herrera; el ex candidato presidencial Xavier Hervas; el jefe de bancada, Marlon Cadena; Wilma Andrade y otros representantes de la organización política. Aseguraron que mantienen una postura unitaria en este tema y que respaldarán el informe de mayoría, pero proponen un cambio a los plazos para la interrupción voluntaria del embarazo, por edades.

Herrera aseguró que la organización política no puede dejar en libertad la votación en este asunto: “Las decisiones difíciles deben tomarse de manera orgánica; no somos un club social, ni una iglesia para dejar en libertad a nuestros miembros”.

La ID propone los siguientes plazos para la interrupción de embarazo:

Para niñas de hasta 14 años de edad: hasta las 20 semanas de gestación (5 meses)

publicidad

Para adolescentes de entre 14 y 18 años de edad: hasta las 18 semanas (4 meses y medio)

Para las mujeres mayores de 18 años, que sea hasta las 16 semanas de gestación (4 meses)

La asambleísta Yeseña Guamaní aseguró que la temporalidad se plantea en consenso con la mayoría de la bancada y con el objetivo de buscar coincidencias con otras organizaciones políticas dentro de la Asamblea.

Este fin de semana, Xavier Hervas se vio envuelto en una polémica en redes sociales. Activistas feministas informaron que fueron bloqueadas por el excandidato en Twitter.

«Yo no he bloqueado a una persona porque ha pensado diferente a mi, la he bloqueado por ser grosera», respondió Hervas al ser consultado por un periodista. También aseguró que no ha cambiado su postura sobre el aborto.