SNAI apelará decisión de juez sobre habeas corpus a Jorge Glas

El exvicepresidente Jorge Glas, quien está en prisión desde el 2017. Archivo

El juez Diego Moscoso, de la Unidad Judicial Multicompetente de Manglaralto, resolvió emitir la boleta de libertad para el exvicepresidente de la República, Jorge Glas, tras dar paso al recurso de habeas corpus presentado por su defensa. Saldrá de la cárcel este domingo.

En la resolución emitida la noche del sábado 9 de abril de 2022, dispuso además la prohibición de salida del país y presentarse el primer lunes de cada mes en la Unidad Judicial Guayas.

La Secretaría General de Comunicación de la Presidencia anunció que por orden de Presidencia y del Ministerio de Gobierno, el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores, SNAI, «apelará la decisión del juez de Manglaralto«.

Minutos antes el SNAI comunicó que, al ser el órgano ejecutor dentro de los centros de privación de libertad «y en estricto respeto a la independencia de funciones, deberá acatar la medida que corresponde a una decisión exclusiva del poder judicial«.

Previamente la Secretaría General de Comunicación de la Presidencia manifestó su «rechazo y desacuerdo jurídico» ante la resolución del juez y mostró su «preocupación por el abuso de las acciones constitucionales».

El Consejo de la Judicatura también se pronunció y en un comunicado detalló que no puede iniciar un procedimiento disciplinario de oficio contra el juez y que de presentarse una denuncia administrativa se iniciará el procedimiento disciplinario respectivo».

Agregó que, de conformidad con el artículo 44 de la Ley Orgánica de Garantías Juridiccionales y Control Constitucional, «en las acciones de habeas corpus el ligitimado pasivo (demandado) es el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y a Adolescentes Infractores (SNAI), que tiene la facultad de presentar los recursos que considere pertinentes contra la sentencia emitida«.

Glas, quien fue vicepresidente de la República en el periodo 2013-2017, permanece recluido en la cárcel de Latacunga desde octubre de 2018, luego de ser trasladado de la cárcel 4 de Quito a donde ingresó en octubre de 2017 tras ser procesado por asociación ilícita por los actos de corrupción de la empresa Odebrecht.

Luego de la resolución de Moscoso, la Fiscalía General del Estado detalló que sobre Glas pesan tres sentencias, dos ya ejecutoriadas por los delitos de asociación ilícita y cohecho, y un proceso por peculado, cuya apelación está pendiente de resolver.

Las acciones constitucionales interpuestas por el ciudadano en mención escapa de la competencia de la institución”, menciona el comunicado difundido en redes sociales.

La Fiscal General del Estado, Diana Salazar, reaccionó en su cuenta de Twitter sobre la sentencia y recordó a la ciudadanía «que la figura de prevaricato no aplica para los jueces que resuelven garantías constitucionales, de acuerdo con la sentencia emitida por la Corte Constitucional en 2011, por tanto, no caben acciones por parte de la FGE (Fiscalía General del Estado).