Gabriel Schürrer sigue sin poder alinear su onceno ideal en Deportivo Cuenca

El lateral derecho Marco Montaño durante un entrenamiento en Patamarca. @DCuencoOficial
Publicidad

Gabriel Schürrer asegura que hasta la fecha no puede alinear el 11 que tenía en mente cuando se hizo cargo de la dirección técnica del Deportivo Cuenca.

La habilitación tardía de algunos jugadores, por responsabilidades extrafutbolísticas, y las lesiones, que se presentaron en el transcurso de la competición, obligaron al estratega argentino a buscar alternativas para equilibrar el equipo.

Para visitar a Macará, este domingo desde las 13:00, tampoco tendrá disponibles a Raúl Becerra y Manu Balda.

“Cachorro” podría reaparecer hoy, pero en su total dimensión se lo podría observar el miércoles 20 de abril contra su exequipo Independiente del Valle en el Estadio Banco de Guayaquil.

“Los equipos de Paúl Vélez siempre son competitivos”, puntualiza Schürrer para advertir que el partido no será fácil.

publicidad

Las estadísticas indican que el equipo ambateño de local no conoce la derrota (dos triunfos, un empate) y su arco está invicto.

El Cuenca no gana de visitante en la LigaPro desde octubre de 2021 y al Macará no le derrota desde aquel 1-5 del 27 de abril de 2013 en el debut del DT Fabián Frías luego de la salida de Guillermo Rivarola.

El Expreso Austral marcha en mitad de la tabla con nueve puntos, uno más que su rival de turno.

Schürrer confiesa que no mira la tabla de posiciones porque con sus jugadores tienen claro que el objetivo al final de año es clasificar a una competición internacional.

En los últimos partidos el argentino se inclinó por una línea de tres. Para hoy se reservó si irá o no con ese sistema, aunque mencionó que sus jugadores cada día están más acoplados, que sus delanteros llegan más sueltos al área rival y que en zonas medias hay mayor capacidad de recuperación. (BST)-(D)