- Publicidad -
Inicio Mundo MSF manifiesta su preocupación por «crisis humanitaria» en el sur de Colombia

MSF manifiesta su preocupación por «crisis humanitaria» en el sur de Colombia

People cross a destroyed bridge as they evacuate the city of Irpin, northwest of Kyiv, during heavy shelling and bombing on March 5, 2022, 10 days after Russia launched a military in vasion on Ukraine. (Photo by Aris Messinis / AFP)

Bogotá (EFE).- El conflicto armado en el departamento colombiano de Nariño, fronterizo con Ecuador, ha dejado más de 5.000 desplazados en lo que va de 2022, una situación que ha derivado en una «crisis humanitaria» que preocupa a Médicos Sin Fronteras (MSF).

Así lo aseguró esta ONG, que señaló que sus miembros han sido testigos de nuevos desplazamientos en la región del Triángulo de Telembí y que la «persistencia de la crisis requiere de una respuesta inmediata de las instituciones».

En el Triángulo de Telembí, conformado por los municipios de Barbacoas, Magüí Payán y Roberto Payán, han ocurrido cuatro desplazamientos masivos en el último mes.

«Desde comienzos de marzo, MSF fue testigo del desplazamiento de comunidades del río Patía Arriba, en el municipio de Magüí Payán, y de otras más en los ríos Ispi y Piri, en Roberto Payán, lo que ha generado desplazamientos masivos a las cabeceras urbanas tanto de Magüí, como de Roberto Payán y Barbacoas», agregó la información.

En esa línea, las autoridades locales han registrado 589 desplazados en Magüí Payán, 495 en Barbacoas y 927 en Roberto Payán, cifras que crecen día a día, según MSF.

La ONG también señaló que 3.200 personas se han desplazado de sus comunidades aledañas a los ríos Satinga, Sanquianga y Patía Viejo, en el municipio de Olaya Herrera.

«En los albergues hay familias que hace nueve meses fueron desplazadas de sus casas, que luego lograron regresar y que hoy nuevamente están desplazadas», dijo a MSF una de las víctimas, que agregó que «son familias que ahora pierden de nuevo sus casas porque muchas quedan destruidas por el conflicto».

ATENCIÓN DE LAS VÍCTIMAS

Ante lo ocurrido, MSF ha apoyado a las familias con atención en salud y salud mental, y ha donado más de 100 mosquiteros, colchonetas, mantas, kits de aseo, purificadores y agua potable.

La coordinadora de MSF en Nariño, Caroline Debrabant, hizo un llamado a las instituciones para que «no se normalice el sufrimiento de esta crisis humanitaria».

«Es necesario atender las necesidades de cientos de familias que estas semanas han tenido que abandonar nuevamente sus territorios o que están confinadas por el conflicto», expresó.

En esta zona tienen presencia varias disidencias de las FARC, sobre todo la Columna Móvil Franco Benavides o Frente 30, la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) y las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC) o Clan del Golfo, la mayor banda criminal del país. EFE

Salir de la versión móvil