Repudio por el asesinato de una niña de cinco años en Cuenca

Familiares cumplieron el velatorio para el último adiós de la niña Eliana de 5 años, en Patamarca.KOQ
Publicidad

El asesinato de una niña de apenas cinco años de edad ha causado causa conmoción y rechazo entre los ciudadanos. El hecho de violencia truncó la vida de una infante que pocos días atrás soñaba con entrar a una escuela de ballet y practicar el baile.

De acuerdo con las primeras investigaciones de las autoridades, el padrastro de la menor y la progenitora serían los principales sospechosos del crimen.

La autopsia determinó que la niña murió estrangulada (asfixia mecánica), además presentaba severos golpes en diferentes partes del cuerpo.

De acuerdo con relatos de los familiares, el padre biológico de la pequeña -quien no vivía con ella

fue notificado de lo ocurrido al finalizar la tarde del viernes 6 de mayo, por parte de la Policía, para que se dirija a una casa de salud donde permanecía el cuerpo sin vida de la niña Eliana.

publicidad

Aquel día, la niña había sido llevada al centro de salud de El Cebollar, supuestamente por un dolor de estómago, pero los médicos confirmaron el deceso y verificaron indicios de violencia.

El crimen, al parecer, sucedió en la vivienda donde radicaba la mamá de la niña con su actual pareja (padrastro de la menor), en la vía a El Tejar. Esta pareja fue requerida para las investigaciones y afrontar una audiencia de formulación de cargos.

Ahora, los familiares -por parte del papá biológico de la infante- piden justicia. Ellos relatan que la última vez que vieron a la pequeña con vida fue el pasado domingo. En esa ocasión, ella se aferró a su papá y quería quedarse con él, mencionaron los allegados. Además, recuerdan que el papá (en días anteriores) quería llevar a la menor a un chequeo médico, pero la progenitora de la niña no le habría dado las facilidades. El papá de la niña depositaba las pensiones alimenticias.

Familia pide investigación y justicia

Digna Paguay, abuela paterna de la niña fallecida, no encuentra la forma de afrontar el dolor ante la pérdida de su nieta. Señala que nadie de los familiares sabían del maltrato que sufría la menor, pues no lo podían ver con frecuencia.

Ella junto a otros allegados piden que el caso sea investigado y se aplique la justicia.

“No es justo que una niña tan tierna sea asesinada”, señalan los allegados.

De su parte, Jonathan Tamay, padre de la niña, señala que quería pedir la potestad de tenencia de la menor, pero de manera violenta falleció Eliana. Ayer, familiares retiraron el cuerpo de la pequeña para el último adiós. (I)

Para la tarde de ayer estaba prevista la audiencia de formulación de cargos contra el padrastro y la progenitora de la niña fallecida.