Crisis carcelaria y enredos

Publicidad

La crisis carcelaria es estructural. Todos lo saben. Pocos quieren asimilarla. Unos se desentienden; otros la aprovechan políticamente.

Los asesinatos entre bandas de reclusos de alta peligrosidad, ocurridos en varias de ellas, además de recurrentes sacan a la luz el enredo jurídico, la superposición de funciones, y esa manía típica de echarse la culpa unos a otros para no asumir responsabilidades.

Ya es costumbre trasladar reclusos, entre ellos a los cabecillas de las bandas, cuando ocurren las masacres.

En casi todas las cárceles hay hacinamiento. Esto implica pésimas condiciones de salud. Hay tensión entre detenidos al conocer sobre aquellos traslados. Están informados de todo. Y algo más grave aún: toda masacre es vengada.

Si el cabecilla de una banda presiente peligro en la prisión a donde fue trasladado plantea el recurso de acción constitucional esgrimiendo ese miedo, con seguridad es enviado a otra.

publicidad

Es decir: matan, ordenan hacerlo, pero temen por sus vidas. Esto es natural, vale decirlo.

El director del SNAI culpa a la Justicia de la masacre en la cárcel de Santo Domingo, a donde fueron trasladados 125 desde la de Turi, en Cuenca, a raíz de similar episodio sangriento.

La alerta sobre el potencial riesgo de esa decisión fue desoída por los jueces. Estos, según la ley, tienen potestad para decidir la cárcel a dónde irán los reclusos; y al SNAI, solo acatarla. Lo dice el director.

Para el presidente de la CNJ los jueces cumplen la ley y la jurisprudencia emitida por la Corte Constitucional.

Para las Cortes Provinciales de Azuay, Guayas y Santo Domingo, el único responsable de la seguridad interior de las cárceles es el SNAI, cuya defensa además es nula cuando los presidiarios interponen recursos de habeas corpus. Para el gobierno, hay un abuso de estas garantías.

Sobre tan traumático problema, ¿hay actores jugando, sin árbitro, una partida de ajedrez, vendados los ojos, mientras a sus espaldas, desde hace varios años una delincuencia bien estructurada e institucionalizada hace de las suyas, comprando todo, a lo mejor? EFE