Títeres

Marco Antonio Piedra Aguilera Twitter: @mpiedra0768

Publicidad

Según lo expresa el diccionario de la Real Academia de la Lengua, un títere es un muñeco que se mueve por medio de hilos u otro procedimiento o, una persona que se deja manejar; luego de un proceso de pensamiento no tan extenso ni profundo, se llegó a encontrar un símil entre esta definición y los actuares de cierto grupo de personas que, dicho sea de paso gozan de tan poca credibilidad y aceptación y que desde hace unos meses atrás mutaron su denominación y ahora se proclaman como asambleístas.

Como en toda aseveración, no se podría hablar en forma generalizada, toda vez que en medio del grupo de “padres de la patria desprestigiados” pueden existir verdaderos profesionales y políticos serios que saben defender los intereses ciudadanos, sin embargo, estamos casi convencidos de que ellos representan un porcentaje mínimo del universo aquel al que le llaman asambleístas.

Para prueba basta un botón, el día miércoles 11 de mayo, la Fiscal General de la Nación fue llamada a comparecer por iniciar una investigación a 93 asambleístas ante la Comisión de Transparencia, Participación Ciudadana y Control Social de la Asamblea Nacional, instancia que fue abruptamente interrumpida por gritos, manoteos de mesas, y una tormenta de improperios generados por los interpelantes quienes se obnubilaron y adoptaron procederes inadecuados pese a tener a una autoridad nacional, la prensa y a todo un país observándoles, en definitiva una vergüenza total. ¿será que podremos llegar a estar peor representados? (O)

publicidad