Emprendimientos innovadores apoyados con créditos

Publicidad

En Latinoamérica existe un retroceso de cinco años para retornar al nivel de producción económica que existía previo a la pandemia. La crisis que afectó a las empresas y negocios fue la detonante.

Esta conclusión se obtiene al tomar como referencia los indicadores del Banco Mundial, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) y la Organización de las Naciones Unidas (ONU),

Para Diego Cisneros, decano de la unidad académica de la Universidad Católica de Cuenca, esta problemática representa un esfuerzo de vinculación entre entidades y es lo que lleva adelante la convocatoria de “Credimpulso 786”, un crédito para emprendimientos de innovación.

La iniciativa es de la Empresa Pública de Desarrollo Económico (EDEC EP) en alianza con la Cámara de la Pequeña Industria del Azuay (CAPIA) como coordinación del proyecto. Además la Universidad Católica de Cuenca con la capacitación y asistencia técnica para emprendedores, así como la Cooperativa de Ahorro y Crédito Jardín Azuayo con la calificación financiera y dotación de crédito.

Eduardo Dumas, gerente general de la EDEC EP, recordó que en el 2021 fueron 48 emprendimientos seleccionados para su crédito. “El ejecutar estos proyectos genera motivación y confianza en la ciudadanía que busca emprender. Como empresas públicas y privadas se debe apostar a negocios innovadores y al facilitar un crédito porque es abrir las puertas al desarrollo económico de las familias”, indicó.

publicidad

Fernando Romero, presidente de la CAPIA, invitó a las asociaciones, organizaciones, personas jurídicas legalmente constituidas y personas naturales mayores de edad, residentes en Cuenca, a que se inscriban en el programa en la página oficial de Facebook “Somos 786 Somos Ecuador” y CAPIA, hasta el 26 de mayo.

Luego de aprobar las capacitaciones y obtener como mínimo una nota final de 70/100 en el proyecto del modelo de negocio, pasarán a la fase de crédito con la entidad financiera.

Las categorías son: manufactura, con productos elaborados con las manos o con ayuda de máquinas a partir de una materia prima. En esta categoría se encuentran considerados los artesanos, personas naturales, micro, pequeñas, medianas empresas y actores de la Economía Popular y Solidaria (EPS). Otras de las categorías son: TIC, servicios, agropecuaria, cultura y turismo y economía sostenible (economía circular).

La información sobre la programación se dará a conocer por las redes sociales de las empresas participantes.