El acoso escolar y sus consecuencias

Mónica Banegas Cedillo Twitter: @monicabanegasc

Publicidad

En la ciudad de Cuenca 4 de cada 10 estudiantes sufre o ha sido testigo de acoso escolar. La cifra es preocupante, y hace que nos planteemos la pregunta ¿Cuánto conocemos de este tema? Lamentablemente aún el tema de acoso escolar es un tabú en las instituciones y las familias a pesar de que sus consecuencias son devastadoras en la autoestima de un estudiante y en muchos de los casos esas mismas consecuencias son mortales.

No podemos normalizar los chistes por apariencia, estatus social o económico, el dialogo con los jóvenes es fundamental para conocer que sucede dentro de las aulas, observar los cambios repentinos que pueden ser indicadores de un abuso existente y sobre todo no menospreciar a la víctima de estos abusos, debemos quitar del imaginario colectivo que quien denuncia estos abusos es débil, que no tiene sentido del humor o menospreciar la situación con el argumento de que “antes no éramos de cristal.” La violencia en todas sus formas, en todos sus contextos debe ser radicada, los victimarios no deben ser aplaudidos por su actuar, no deben ser considerados personas a quienes imitar, los lugares educativos deben ser lugares respetuosos con la diversidad de personas que existen y lugares de formación donde prevalezca el respeto, la empatía y la fraternidad. (O)

publicidad