La hipertensión arterial, el “asesino silencioso” que se puede prevenir

Una de las principales armas para combatir esta enfermedad es la medición de la presión.

Diego Serrano, jefe de la Unidad de Cardiología del HJCA, destaca la importancia de medir la presión como prevención. José Mosquera/El Mercurio
Publicidad

“Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte a nivel mundial, principalmente en países subdesarrollados, pero son prevenibles”, expresó Diego Serrano, jefe de la Unidad de Cardiología del Hospital José Carrasco Arteaga (HJCA), con motivo del Día Mundial de la Hipertensión que se conmemora cada 17 de mayo.

La hipertensión arterial es el aumento de la presión en las arterias del cuerpo, que conlleva a la patología cardiológica, provocando graves consecuencias como: infarto del corazón, infarto cerebral, enfermedades renales crónicas, incluso la demencia y otros problemas.

Lo que más preocupa -dice el especialista- es que la mitad de los pacientes con esta enfermedad no saben que la tienen. Por tal razón, es conocida como el “asesino silencioso”, pues no presenta ningún síntoma en la mayoría de las personas.

“Cuando se presentan síntomas es que ya nos ganó la hipertensión y pudo dañar algún órgano; por eso es importante prevenir y pasar de un paciente con hipertensión a ser un hipertenso controlado…”, dijo Diego Serrano.

Una de las armas para lidiar contra este “enemigo” es medirse la presión arterial. 

publicidad

Es recomendable que este procedimiento, por más simple que parezca, sea realizado por un profesional; pues se han visto errores que conllevan a “decisiones clínicas erradas durante toda la vida”, principalmente cuando esta es tomado por el mismo paciente con su propio tensiómetro.

Hay varias especificaciones técnicas que se deben considerar. Que la presión esté alta no significa que se trate de hipertensión arterial…En otras palabras el diagnóstico siempre lo debe realizar el médico.

En este contexto, Serrano comparte que el 40 % de personas que llegan con diagnóstico de hipertensión arterial no fueron dictaminados como hipertensos debido a una medición inapropiada.

Por tal motivo, este martes organizarán un evento, con el objetivo de concienciar sobre la prevención de la enfermedad, midiendo apropiadamente la presión arterial en conjunto con otros factores de riesgo, tales como: sobrepeso, obesidad, grasa abdominal, que a la final dañan el corazón, el cerebro, el riñón, como parte de la prevención cardiovascular.

Incidencia y campañas

La incidencia es tal, que la Federación Mundial del Corazón (WHF, por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud, se propusieron reducir un 25 % de las enfermedades cardiovasculares en 25 años, plazo que se cumple en 2025.

El objetivo mundial del Día de la Hipertensión Arterial es reducir esta prevalencia, por eso es que se vienen realizando una serie de campañas.

En este sentido, el HJCA y la Sociedad Ecuatoriana de Cardiología lanzarán este martes la campaña mundial: “Mide tu presión arterial y salva tu vida”.

El lema de la casa de salud, en cambio, es: “La hipertensión es un enemigo silencioso”.

Testimonios

Hay varios medicamentos para la hipertensión. Para cada paciente existe un tipo de medicina, según el cuadro que presente y sus antecedentes.

Cada persona tiene un objetivo de presión y objetivo de tratamiento, es muy heterogéneo; sin embargo, contamos con la medicina apropiada para iniciar el tratamiento farmacológico”, dijo Serrano. 

Antonio Zuña, es un claro ejemplo. El asegurado, de 65 años de edad, toma cinco medicamentos diarios: Losartán, Amlodipina Besilato, Carvedilol, Antiplac y Clortalidona. El primero, algunas veces tiene que comprarlo en farmacias privadas porque no suelen tenerlo en stock.

Los médicos optaron por subirle las dosis. porque años atrás sufrió un pre infarto, incluso fue sometido a un cateterismo. Esto lo comparte el mismo afiliado.

Zuña sufre de presión alta desde los 45 años. Su enfermedad no es hereditaria. Más bien obedece a la mala alimentación que tuvo cuando vivía en Estados Unidos, donde solo consumía comida chatarra por la premura del tiempo, según confiesa.

Recomienda a las personas llevar una vida saludable, para no sufrir las consecuencias a corto o mediano plazo.

Como dice Zuña: tomar la medicina correcta, caminar todos los días entre 30 a 45 minutos y, comer sano: más verduras y poca sal.

Empero, no ha logrado mantener la adecuada presión arterial porque ya tiene afectado sus órganos. La medición normal es entre 120/80 y a mí se me dispara a 150/140…A veces se me baja a 100/95, relata.

Luis Naranjo, es otro jubilado que se hace atender en el HJCA. Actualmente tiene 68 años y hace una década libra una auténtica batalla contra esta enfermedad, que se complica porque también tiene diabetes y se coloca insulina.

El afiliado, quien ayer estuvo acompañada de su nieta, también cumple al pie de la letra las indicaciones de los galenos. Generalmente le piden que camine a diario y evite el sedentarismo. “A Dios gracias, hasta ahora no he tenido complicaciones en mis órganos”.

7 factores de riesgo

La hipertensión es una enfermedad que no tiene una causa, sin embargo, mientras más factores de riesgo reúna la persona mayor riesgo tiene de sufrirla. Por lo que es importante la prevención.

Entre los factores de riesgo modificables se encuentran:

1.- Falta ejercicio físico (todas las personas deben hacer ejercicio por lo menos 30 minutos al día); 2.- Fumar; 3.- Sobrepeso; 4.- Estrés.

Pero, también hay factores no modificables, tales como: 4.- La herencia; 5.- La genética; 6.- La edad. (I)

MÁS DETALLES

-Hoy, de 09:00 a 11:00, en el hospital José Carrasco Arteaga se conmemorará el Día Mundial de la Hipertensión.

-Las personas que tengan antecedentes de presión temprana en la familia (primer grado de consanguineidad), deben medirse la presión arterial desde los 20 años.

-Toda persona que tenga más de 40 años tiene que realizarse una adecuada medición de la presión arterial, con un médico.

ALGUNAS CIFRAS

2

de cada 5 adultos mayores son hipertensos, cifra que aumenta en las personas que tienen más de 75 años (3 de cada 5).

3

de cada 10 personas sufren hipertensión arterial en el mundo. Una cifra considerada alta.

80

por ciento de las enfermedades cardiovasculares son prevenibles, a tal punto algunos países nórdicos han bajado su mortalidad.