Rellenos sanitarios contribuyen al reciclaje

En Azuay hay dos proyectos: uno en Cuenca; otro en Santa Isabel, en donde se impulsa un modelo económico circular, que funciona con residuos orgánicos e inorgánicos.

El relleno sanitario está ubicado en Huascachaca-Santa Isabel. Cortesía
Publicidad

Cada 17 de mayo se conmemora el Día Mundial del Reciclaje para generar conciencia a la población sobre la reutilización de los bienes materiales a favor del planeta.

En la actualidad, la Empresa Pública Municipal Mancomunada de Aseo Integral de la Cuenca del Jubones (EMMAICJ-EP) desarrolla varios procesos relacionados a la protección del ambiente y la creación de espacios saludables.

Lo hace mediante la aplicación del modelo de Gestión Integral de Residuos Sólidos (GIRS), que promueve la economía circular, destaca Diego Montesdeoca, gerente de dicha empresa.

De este modo se aprovechan los residuos sólidos domésticos mediante un sistema de clasificación en la fuente y recolección diferenciada (orgánico: tacho verde e inorgánico: tacho azul) en Girón, Santa Isabel, Nabón y San Fernando.

El objetivo es realizar una recolección diferenciada, fomentando el cuidado del medio ambiente, acota.

publicidad

La empresa cuenta con un centro de gestión de residuos sólidos ubicado en el Eco Parque de Huascachaca-Santa Isabel.

Aquí los residuos orgánicos se gestionan mediante un proceso de compostaje, produciendo abono a partir de ellos; mientras, los residuos inorgánicos ingresan a la planta de clasificación.

Esta iniciativa les ha dejado “resultados positivos”, asegura Montesdeoca. Por ejemplo, se recupera mensualmente un promedio de 41 kilogramos de vidrio; 251 kilogramos de plástico; 239 kilogramos de plástico soplado; 502 kilogramos de plástico PET, y 1.528 kilogramos de cartón, entre otros.

Adicionalmente, a través de la planta de compostaje se obtiene entre 62 y 68 toneladas métricas al año de abono orgánico.

La media mensual que producen es aproximadamente 50 sacos, mismos que son repartidos en sectores aledaños al centro de gestión de residuos sólidos como plan de compensación.

Este proyecto fue pensado a largo plazo, por tal razón la vida útil de las instalaciones es prolongada para más de 20 años, pero durará mucho más tiempo si se considera las proyecciones.

Tecnología amigable

Johnny Ayora, ex gerente de EMMAICJ-EP, desde su experiencia indica que con este modelo económico circular se aprovechan los recursos de la mejor manera. Solamente lo que no se puede recuperar va al relleno sanitario.

Así, detalló que el 70 % los residuos son orgánicos. De este porcentaje recuperan un 40 % para convertirlo en abono.

En cambio, de los residuos inorgánicos se recupera un 15 % entre plásticos, cartones, metales, y “únicamente la fracción residual llega al relleno sanitario”, es decir entre un 35 a 40 %.

Ayora también resalta que la EMMAICJ-EP cuenta con una tecnología amigable que favorece totalmente al reciclaje.

“Los residuos se hacen pacas a modo de bloque antes de llegar a las celdas para disminuir el volumen; la cantidad de materia y cobertura, la producción de gas de efecto invernadero y de líquidos lixiviados”.

Muchas veces se piensa que el reciclaje es solamente tomar productos inorgánicos usados y darles nueva vida, pero se olvidan de los orgánicos que producen abono, que hoy en día es muy utilizado en nuestros campos, informó.

«Recicladores deben incluirse en modelo de gestión«

Paúl Vanegas Peña, docente investigador y director del grupo de investigación de economía circular inclusiva y desarrollo sostenible de la Universidad de Cuenca, sostiene que los rellenos sanitarios son los que contribuyen menos desde la perspectiva ambiental, pues no tienen una conexión directa con el reciclaje.

“Lo que se recicla no debería llegar al relleno sanitario, y sacar material de estos lugares es difícil. En algunos países de Europa se está comenzando a hacer nuevamente minería, pero son procesos complejos y necesitarían un nivel de información para conocer su viabilidad”, dijo.

La Gestión Integral de Residuos Sólidos es un paradigma de gestionar dichos materiales que deberían ser utilizados por la mayor cantidad de tiempo, que va más allá de un relleno sanitario, acota el profesional.

No obstante, sostiene que lo ideal sería evitar que estos residuos orgánicos lleguen a este lugar a través de diferentes procesos como digestión anaerobia.

En cuanto a los residuos no orgánicos que llegan a los rellenos sanitarios, comenta que son “potencialmente reciclables”, y deberían tratar de darles un buen uso.

En este sentido dijo que este tipo de materiales, entre el 5 y 7 %, son reciclados en su mayoría por los recicladores en el 90 %, por que en el país no hay una separación de estos en la fuente.

La finalidad del reciclaje es evitar que los materiales reutilizables lleguen a una disposición final como rellenos sanitarios o incineraciones.

“En países como el nuestro, en donde la mayor cantidad de residuos son orgánicos, para tratarlos integralmente deberíamos tener la forma de hacer compost para obtener energía no solamente enterrarlos”, añade.

Vanegas reflexiona que antes se pensaba que el planeta era “ilimitado, infinito”, por lo que se generaba sin conciencia desperdicios y emisiones, y extraían indiscriminadamente materiales, pero esa mentalidad ha cambiado.

Para que esos materiales sean reutilizados la mayor cantidad de tiempo se debe clasificar, diferenciar y separarlos.

 “Cuando hablamos de esquemas de reciclaje o economía circular, no sólo se tiene que completar su impacto positivo sino también que haya un impacto social, es decir que no solamente se piense en los materiales sino también en la gente que vive del reciclaje y hace que todo esto funcione, por lo que también deben ser incluido en este modelo de gestión”, concluyó. (I)

MÁS DETALLES

-En el país, la mayor parte de los residuos llegan todavía a los rellenos sanitarios.

-La EMMAICJ-EP fue creada mediante actos normativos de los Municipios de Girón y Santa Isabel en 2008.

-Los cantones de Nabón y San Fernando se incorporaron posteriormente en 2012 y 2013, respectivamente, a esta empresa municipal

ALGUNAS CIFRAS

10

Toneladas de residuos orgánicos entran todos los días a un proceso de reciclaje, que se llama producción de compost.

22

a 25 toneladas de residuos orgánicos e inorgánicos se reciben en el relleno sanitario de Santa Isabel.

50

por ciento de los cantones declaran que manejan rellenos sanitarios, es decir, la otra mitad cuenta con botaderos a cielo abierto.

70

por ciento de residuos orgánicos que llegan a los rellenos sanitarios es materia orgánica, que en principio debería transformarse en otro tipo de tratamientos.