FDA aspira a bajar el déficit con gestión público-privada

El principal escenario del ente local que genera gasto es la Piscina Olímpica del Complejo Bolivariano.

Publicidad

Según Justiniano Romero, administrador de Federación Deportiva del Azuay (FDA), el déficit de la Piscina Olímpica se acerca a los 280 mil dólares, es por eso que se busca una administración público privada, con el objetivo de generar ganancia y no gasto.

A estos nuevos planes del ente provincial, también se suman donaciones entregadas por personas amantes al deporte. Una de ellas se realizó a través del estadounidense Joseff Maffucci, quien hizo efectivo un apoyo económico de 1.500 dólares, para adecentamientos en la Piscina Olímpica del Complejo Bolivariano, concretamente en la piscina corta, ubicada junto a la fosa.

De igual manera, la mañana del pasado martes 17 de mayo, FDA recibió la visita de los estadounidenses Dan Bergland y Anthony Sean, representantes de HYPO2, organización de gestión deportiva.

El objetivo de este acercamiento, según Romero, es promover intercambios de entrenamientos de altura de deportistas élites en Cuenca, sabiendo que HYPO2 representa a 84 medallistas olímpicos y paralímpicos y que la altitud de la capital azuaya es ideal para el desarrollo deportivo a todo nivel, a lo que se suma la infraestructura federativa.

La empresa norteamericana, afincada en Arizona se sostiene bajo un programa de entrenamiento en altitud de renombre mundial y una colaboración de los mejores profesionales del deporte de alto rendimiento en su clase. Se enfocan en producir los mejores campos de entrenamiento en altitud del mundo, integrando a la perfección las necesidades básicas del campo de entrenamiento para los atletas.

publicidad

“Sería algo importante si podemos concretar ese aporte para Federación. Dentro de esta gestión juega un papel importante Augusto Tosi, quien hizo el acercamiento con FDA”, explicó Romero.

Gestión

De acuerdo al administrador del ente provincial, la única solución para evitar más pérdida por el mantenimiento de la Piscina Olímpica es de efectuar una gestión público-privada. Según el representante legal de FDA, uno de los interesados en hacerse cargo de este espacio es el Club Tomebamba.

“Existen dos etapas para administrar la piscina. En la primera se deberá incluir un sistema automatizado para el control de ingresos, con adecuaciones en algunos espacios. En la segunda fase ya se involucra un mantenimiento y las mejoras integrales en todo el escenario deportivo. Esperemos que el proyecto se defina en un corto tiempo”, detalló.

De igual manera, Romero dio a conocer que actualmente la Federación tiene una deuda cercana a los dos millones de dólares “por eso trabajamos para bajar estos valores con procesos óptimos. Hay que buscar la forma en honrar todo esto, pero la situación económica en la institución es crítica”, añadió.