- Publicidad -
Inicio Principal La “Quebrada Oscura” de Santa Ana

La “Quebrada Oscura” de Santa Ana

Bastó un video para que la “Quebrada Oscura” de la comunidad del Salado, ubicada en la parroquia Santa Ana (noreste de Cuenca), se volviera famosa a finales del 2021.

Antes de eso, hace décadas, la quebrada ya había estado allí, según Mixon Pelaez, habitante de la comunidad y vicepresidente del Gobierno Autónomo Descentralizado de Santa Ana.

Sin embargo, la pandemia y la tecnología convirtieron a la quebrada en un atractivo turístico que ha recibido a cientos de cuencanos y visitantes del Ecuador.

Una vez que la emergencia sanitaria limitó las aglomeraciones sociales en el 2020 y 2021, la población se volcó a las zonas rurales de Cuenca, en donde se encontró con lugares naturales que no habían sido conocidos.

Y entre esos espacios todavía desconocidos hasta ese entonces estaba la “Quebrada Oscura”, un pasillo alargado y un poco ancho, por donde baja una chorrera que nace a unos 2,5 kilómetros de la zona.

“Mi suegro, que tiene 87 años, dice que toda la vida estuvo allí la quebrada, pero nadie le había explotado como atractivo turístico. Hasta que alguien llegó, hizo un video y la gente empezó a llegar a la comunidad”, comentó Mixon Pelaez.

Si bien la quebrada es el atractivo principal de la comunidad del Salado, el mismo proceso que se debe seguir para llegar allí atrae. La naturaleza que rodea, las pendientes, el río Quingeo que cruza por allí, los caminos y senderos: el atravesarlos es un disfrute para quienes deciden adentrarse a la aventura de conocer la “Quebrada Oscura”.

Dentro de la quebrada baja un chorro que se forma a 2,5 kilómetros de esa zona. XCA

Ya dentro de ese pasillo natural, al final, está la chorrera que a veces cae con fuerza (todo depende del clima) y que permite tomar un chapuzón o un baño completo para limpiar el cuerpo cansado del camino.

Potencial

Luego de que la quebrada se hiciera viral en las redes sociales, y aumentara considerablemente el número de visitantes, la comunidad se ha activado con pequeños lugares para ofrecer comida y bebidas.

¡¡La quebrada se encuentra en la comunidad del Salado, en donde viven 40 familias. XCA

No obstante, para el presidente de la junta parroquial, Manuel Matute, esto es el principio de un proyecto que debe ofrecer comodidades a los visitantes, y sobre todo, que pueda volverse sostenible para mejorar los espacios.

Ubicada a 20 minutos del centro de la parroquia Santa Ana, la quebrada atrae a los turistas. XCA

Por ahora, la Fundación de Turismo para Cuenca ha entregado un informe que contiene algunos consejos para que la propia comunidad del Salado, compuesta por cuarenta familias, pueda mejorar y hacer del atractivo turístico un espacio sustentable económicamente.

Un ejemplo de ello son algunas parroquias rurales del can- tón, como Paccha y Nulti, que, una vez que empezó la emergencia sanitaria, se convirtieron en espacios adonde la gente va a hacer deporte, senderismo, y va a probar la gastronomía en los restaurantes que potenciaron en medio de la pandemia.

Uno de los atractivos es la propia naturaleza que se encuentra dentro de la quebrada. XCA

“La Quebrada Oscura tiene un gran potencial natural y turístico. Primero hay que cuidarla. La gente que vaya debe cuidar estos espacios que se han mantenido porque nadie los ha maltratado. Y, segundo, la comunidad es la que tiene que apropiarse y sacar adelante un proyecto que ayude a la propia comunidad a su desarrollo”, recomendó Alex Arévalo, licenciado en turismo y guía cuencano.

Mientras la comunidad se capacita, la gente puede seguir visitando la quebrada, y de paso, puede conocer otros espacios de Santa Ana: sus hornos de leña en donde se prepara el pan, su plaza o el famoso mirador de Mamá Tepal, desde donde se observa una cara distinta del cerro Guagualzhumi. (AWM)-(I)

Salir de la versión móvil